Opinión

Enviados de AMLO,
con el gabinete

1
  

   

PHL12112015

¿De qué privilegios goza López Obrador para que dos secretarías de Estado le den audiencia a la voz de ya, para presentar el disparate del aeropuerto alterno?

El mensaje es negativo: el gobierno entiende a punta de insultos y groserías.

Mientras hay empresarios que arriesgan su capital y ponen su inventiva al servicio de México todos los días y no los recibe nadie en el gabinete, y ni siquiera les toman la llamada, al que despepita las peores diatribas contra el presidente le abren un espacio de inmediato.

Apenas el domingo, en Puebla, López Obrador se refirió al presidente como “el pequeño faraón, acomplejado y corrupto de Peña”, y el martes ya se giraban las instrucciones para que dos miembros del gabinete reciban cuanto antes a los enviados del líder de Morena.

¿Qué pasó con el respeto? ¿Adónde está la mínima civilidad para pedir una audiencia?

Podemos estar a favor o en contra de Peña Nieto, o muy en contra de sus políticas o estilo de gobernar, pero cuando se falta el respeto de esa manera no puede haber diálogos de cortesía.

¿Le tienen miedo a López Obrador? Si es así, el último apaga la luz y ahórrense las elecciones de 2018.

Nadie con un cargo político tiene derecho a expresarse así de un presidente, llámese como se llame, del partido político que sea, y ser recibido de inmediato. Ni siquiera acudirá López Obrador a la cita, sino sus enviados.

Pero peor que ello es que se acceda a sus exigencias salpicadas con una carretada de insultos. A quien se agravia no es a la persona de Enrique Peña Nieto, sino a la institución presidencial.

Si el gobierno permite que lo traten con groserías, tal vez a una buena parte de la ciudadanía le agravia más que se deje.

El mensaje para los empresarios, líderes sindicales o dirigentes de otros partidos políticos, con mayor representatividad que Morena, es que las cosas se piden con insultos para ser atendidos con prontitud.

Si el líder de un partido pequeño se da el lujo de vaciar su inventario de groserías al presidente y a cambio de ello sus enviados son recibidos por dos miembros del gabinete, ¿qué pensarán los líderes de los partidos mayores?

Hay muchos casos de gente de bien, premios Nobel incluso, que han buscado ser recibidos por miembros del gabinete y el resultado ha sido negativo, pero a un barbaján que despotrica groserías se le abren las puertas como por arte de magia.

Algunos analistas dicen que se concedió la audiencia a los enviados de AMLO porque se trata del primer acercamiento entre Morena y el gobierno. Muy bien, pero así no se piden las cosas. El respeto es primero y luego viene todo lo demás.

Los secretarios de Comunicaciones y de Medio Ambiente recibieron la orden de modificar cuanto antes sus agendas para recibir a los enviados de López Obrador, que van a presentar la propuesta de aeropuerto en la base militar de Santa Lucía. Tal propuesta es una locura por donde se le mire.

Mientras hay esa cortesía para los léperos, gente de bien, empresarios, artistas e intelectuales, son ignorados por el gabinete. Mal mensaje.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Bejarano, AMLO y el talud de Santa Fe
PRD, un partido en subasta
Urge campaña contra las drogas