El ‘día después’
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El ‘día después’

COMPARTIR

···

El ‘día después’

11/06/2018

Dentro de tres semanas exactamente estaremos en ‘el día después’.

A las 11 de la noche del domingo 1 de julio, Lorenzo Córdova, presidente del INE, habrá dado un mensaje en el que habrá revelado los datos del conteo rápido y habrá certeza razonable del ganador de las elecciones presidenciales.

Contado el día de hoy, quedan 17 días de campaña. Mañana será el tercero y último debate de los candidatos presidenciales y todavía hay sorpresas que podrían ocurrir.

En los procesos electorales, el último minuto también tiene 60 segundos, como decía Fernando Marcos.

Pero, si no hubiera nada fuera de lo previsible, AMLO habría ganado la elección presidencial y probablemente la mayoría en la Cámara de Diputados y quizás también en la de Senadores.

Si los datos que revelan hoy las encuestas se confirman, AMLO llegaría como un presidente fuerte, como no lo habíamos tenido en varias décadas.

Los electores habrán de observar con cuidado lo que haga y diga en el periodo de transición, que concluye el 30 de noviembre, y estarán esperando su mensaje del 1 de diciembre.

Sin embargo, habrá quienes no van a esperar, y desde el lunes 2 de julio (incluso desde la noche del domingo) estarán observando con todo detalle los mensajes que emita el ganador: los participantes en los mercados financieros.

Por la información que existe hasta ahora, el escenario más probable es que un triunfo de López Obrador no produzca una abrupta depreciación del peso frente al dólar.

Pero, entre los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, hay una visión dual de lo que representaría la llegada de AMLO al gobierno.

De acuerdo con algunos, la estabilidad macroeconómica no estará bajo amenaza. Dicen otros que sí, que será la estabilidad completa del país, y no sólo la económica, la desafiada.

Si AMLO y su equipo emitieran desde el 2 de julio y en los días que seguirán, mensajes que reafirmaran la creencia de quienes no se sienten amenazados con su llegada, no descarte en absoluto un ‘rally’, que permitiría una revaluación del peso frente al dólar y un alza importante en el índice de precios de la BMV.

Pero si, por le contrario, acciones y dichos validan la creencia de quienes han advertido de la amenaza que representa AMLO, entonces el movimiento podría ser en el sentido opuesto y el dólar sí podría brincar.

Le comenté en este espacio el cuidado con el que Rogelio Ramírez de la O, había preparado “el día después” de la elección del 2006. Ahora será necesario que el equipo de AMLO sea aún más meticuloso.

Incluso, no bastará que los dichos provengan del grupo cercano a AMLO, sino que será necesario que el propio candidato, en caso de resultar ganador, sea quien dé las señales precisas.

Los inversionistas extranjeros, menos comprometidos emocionalmente, más fríos en sus evaluaciones y análisis, dicen frecuentemente que episodios como el que vendría con un triunfo de AMLO han ocurrido ya muchas veces en el mundo durante los últimos años, y que México no es diferente del resto del mundo ni AMLO diferente de otros políticos de izquierda.

En pocos días, veremos si esta creencia se confirma y las cosas siguen estables, o como algunos opinan en México, veríamos la llegada de un mesías a la Presidencia, por más tropical que sea.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.