Opinión

Enfrentando al 'bully'

 
1
 

 

Donald Trump

Llamarlo bully probablemente es el adjetivo más amable que recibe el posible candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump.

Racista, misógino, clasista, grosero, ignorante, cínico, mentiroso, cretino, todo esto y más se le ha llamado a este controversial millonario. Y aunque Donald ha tenido pequeños tropezones en su meteórica carrera política hacia la Casa Blanca, cada día que pasa surgen más voces de alarma, en Estados Unidos, expresando preocupación por la posibilidad de que Trump sea el siguiente presidente estadounidense.

Y aunque se fortalece el rechazo del Partido Republicano en contra de Donald Trump y las encuestas subrayan que la probable ganadora de la contienda presidencial sería Hillary Clinton, pero en esta contienda electoral todo puede suceder. Todo.

Pero seamos claros, aunque Trump no llegue a ser el siguiente presidente, el daño que ha hecho tardará años en reponerse. Usar un lenguaje de odio por una figura pública en contra de mujeres, mexicanos, chinos, japoneses y musulmanes no se borra fácilmente. Abre la puerta para que todos los que creen y apoyen las ideas de Donald lo traduzcan en actos violentos, especialmente si éste pierde la presidencia en noviembre 2016.

Por eso sí es importante enfrentarlo en una forma coordinada y sustentada en una estrategia. Y por eso es importante reconocer la voz de los niños y la impresión que tienen de Trump. Y si no han preguntado a sus hijos sobre El Donald, sugiero que lo hagan. Se sorprenderán qué tanto saben sobre lo que está sucediendo con el proceso electoral en Estados Unidos.

Esta semana impartí una conferencia ante 450 adolescentes sobre defensa personal. Lo sorprendente fue que al final de la presentación la sesión de preguntas fue sobre Trump: ¿Por qué odia a México? ¿Es un bully? ¿Qué va a suceder si es presidente de Estados Unidos?

Vean además un video que se subió hace unos días donde se ven las reacciones de niños después de observar discursos y comentarios de El Donald: “la gente sólo lo quiere porque se atreve a decir cosas que la demás gente no se atrevería a decir”. “Es malvado con las personas e intenta ganar la presidencia a costa de la gente con la que es malvado como: tú eres feo, ¡voten por mí!”. “Es como un niño de cinco años haciendo berrinches por estupideces”. “¡Este tipo es malvado!”. “Si él se atreviera a hablarme así, yo literalmente le daría una cachetada, no me importa quién sea”. “América (Estados Unidos) aún es grande y tú sólo la vas a empeorar”. “Está loco”. Estas fueron algunas de las reacciones de niños de entre siete y 13 años al ver el video de Donald Trump subido a las redes sociales por el canal REACT de Fine Bros. Entertainment. En otro segmento del video de reacciones, a los niños se les hacen preguntas específicas como: ¿conoces a este sujeto? Lo sorprendente es que niños de tan corta edad están muy conscientes de quién es Donald Trump y tienen una opinión muy concreta sobre él: “¡la peor persona en el mundo entero!”, opina una chica de 13 años sobre el magnate. “Mejor debería ser comediante”, dice otro niño de ocho años cuando se le preguntó ¿qué opinas de que un sujeto como él se postule a la presidencia? Mientras que otro chico de 11 años señala: “es un racista, si eres presidente no deberías de ser racista”.

Los niños y los borrachos siempre dicen la verdad.

Y en este caso, parecería que la estrategia a seguir para enfrentar a Trump es la que se usa para enfrentar a un bully: 1. Aunque sea muy tentador, no reaccionar con más bullying porque eso es exactamente lo que están buscando, y cada reacción les da poder. 2. Pedirles que desistan de sus comentarios con respuestas cortas. 3. Evitar enojarse y respuestas sarcásticas.

En resumen, para combatir un bully no hay que comportarse como ello. La respuesta de los gobiernos y de la sociedad ante Trump debe ser no comportarse como él.

Una organización dedicada a la prevención del bullying en las escuelas le pide a todos los niños que firmen el siguiente compromiso con sus compañeros: Tratar a todos con respeto. Detenerse y pensar antes de decir algo que pueda herir a alguien. Si sientes la necesidad de decir algo grosero, encuentra algo que hacer. Considera que todos somos diferentes. Si piensas que has 'bulleado' a alguien, pide disculpas.

Deberíamos empezar una campaña para presionar a que Donald Trump firme este compromiso anti-bullying.

Twitter: @Amsalazar

También te puede interesar:
Sin definir 'supermartes'
El 'elefante blanco' en la sala
Discursos que hacen historia