Opinión
  

Encuesta o consulta para el Frente

   
1
  

   

Cuartoscuro

Los dirigentes del PRD, Alejandra Barrales; del PAN, Ricardo Anaya, y de MC, Dante Delgado, acudieron al INE a presentar su intención para participar en una coalición, pero para presentar el convenio tienen que haber logrado la prueba más difícil, que es aprobar el método de selección de los candidatos.

Hasta ahora todo ha sido fiesta en las reuniones de los tres presidentes de los partidos, quienes ya cuentan incluso con plataformas electorales y programas de gobierno aprobados por sus partidos, pero enfrentan una terrible presión interna debido a que Ricardo Anaya y Alejandra Barrales se perfilan para ser los candidatos a la presidencia y a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, que se define a más tardar el 14 de diciembre.

En el PRD, además por resolución del Tribunal Electoral, se tiene que cambiar a la dirigencia el 9 de diciembre, situación que puede provocar mayor presión en el Frente Ciudadano por México.

El excandidato al gobierno del Estado de México, Juan Zepeda, ha sido uno de los mencionados para la presidencia del PRD, pero al parecer en un verdadero autoboicot decidieron que la dirigencia sólo dure un año.

¿Quién se la va a jugar sólo por un año y cómo pretenden una dirigencia fuerte con tan poco tiempo? Además de la condicionante de que los dirigentes no pueden ser candidatos. Así, el PRD empeora sus posibilidades.

Pero Juan Zepeda asegura que está dispuesto a ser el presidente del PRD si llega por el consenso de las corrientes, porque más allá de los cálculos personales está la propia subsistencia del partido que tiene como prioridad ganar la Ciudad de México, que es la caja de resonancia en el país.

Comenta que en su caso aplica la canción de Agustín Lara que dice: “Solamente una vez ame en la vida”, porque “es el partido que conozco y me dolería mucho que el próximo año se convirtiera en una fuerza testimonial”.

Pero puede ser un error garrafal poner a Juan Zepeda en la dirigencia, cuando en el proceso electoral del Estado de México mostró un crecimiento muy significativo en las preferencias electorales, que puede hacer la diferencia en el Frente, si va como candidato a senador .

Juan Zepeda reconoce que la gran dificultad para el Frente es la elección del candidato presidencial, y asegura que lograrlo depende de la voluntad de todos y de que nadie quiera agandallarse las principales candidaturas.

Recuerda que la sola posibilidad del Frente ha puesto la elección a tercios y que por ello se requiere de un método democrático y transparente para elegir a los candidatos, que puede ser la encuesta con una metodología definida y casa encuestadora consensuada, con un par de encuestas espejo para garantizar que el resultado sea real y certero.

Además de una serie de debates que permitan contrastar proyectos, o una especie de consulta ciudadana, que podría organizar alguna asociación ciudadana que garantice transparencia.

SE QUEDA
Parecía la nota del día, porque el gran ausente en la presentación del Proyecto Alternativo de Nación de Andrés Manuel López Obrador fue el delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal.

La pregunta inmediata fue: ¿será que ya negoció con el Frente para ser el candidato? Pero no, él mismo reconoce que la candidata inamovible es Barrales, y después dio a conocer un video en el que asegura que su permanencia en Morena es por congruencia a los ideales de izquierda y que su decisión es acompañar a Andrés Manuel López Obrador.

De su futuro sólo dijo que no es relevante dónde estará y que su decisión a algunos gustará y a otros incomodará. Pero por fin sabemos que se quedará en Morena, ¿o no?

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:

Discriminación todos los días, a todas horas
Jefe de gabinete y gobiernos de coalición
Parálisis