Opinión

¿En verdad somos la estrella?

 
1
 

 

Contenedor. (El Financero)

Augusto de la Torre, el economista en jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, dijo el viernes pasado que México era “la estrella” de la región y “tal vez llegue a sorprendernos”.

El argumento de De la Torre es que es el único país de América Latina que ha destacado en el comercio mundial y ya es parte de la cadena global de valor. Pero además, señaló que es líder en el frente macroeconómico, es decir, en materia de estabilidad, con un Banco Central de gran notoriedad y reformas que son admiradas por la mayoría de los países.

¿De verdad tenemos tantas cualidades?

En este espacio le he documentado frecuentemente los contrastes que existen entre la visión de los que observan a distancia al país y lo que piensa la mayoría de los que estamos adentro.

Y este contraste nuevamente saltó en la reunión del FMI y Banco Mundial que concluyó este fin de semana.

De parte de inversionistas y autoridades financieras internacionales todo fueron aplausos para México. Bienvenidos. Pero no vayamos a creer que realmente somos estrellas.

Tenemos en México un dicho que reza que "en tierra de ciegos, el tuerto es rey". Y creo que viene a cuento.

Brasil, país que por algún tiempo fue la estrella de la zona, sobre todo en la época de Lula, hoy está sumido en la crisis. No sólo está metido en una recesión, sino que los escándalos políticos y de corrupción ya han puesto en duda hasta la continuidad de la administración de Dilma Rousseff.

Se espera que el PIB de Brasil caiga este año en -1.0 por ciento y que el próximo crezca en apenas 0.9 por ciento.

Argentina no está mucho mejor. Decrecerá -0.3 por ciento en 2015 y apenas crecerá en 0.1 por ciento para 2016.

México, siempre de acuerdo a los pronósticos del FMI, crecería 3.0 por ciento este año y 3.3 por ciento el próximo.

Si fuéramos un país de primer mundo, serían tasas con las cuáles podríamos estar satisfechos.

Pero, a un ritmo de 3.0 por ciento de crecimiento, ¿cuánto tiempo cree que tardaríamos para tener el PIB per cápita que hoy tiene España, una economía que ya rebasamos en tamaño absoluto? Nada más ¡50 años! Es decir, al paso que vamos, el nivel de ingreso promedio de la población mexicana sería semejante al que España tiene hoy en el 2065.

Por eso es que 3.0 por ciento para un país con un PIB per cápita de 10 mil 174 dólares, como es nuestro caso, es completamente insuficiente.

Si el país lograra crecer a tasas de 5.0 por ciento, el PIB per cápita llegaría a 26 mil 516 dólares que hoy tiene España en 25 años. Y a ese ritmo, bastarían 18 años para duplicar el ingreso promedio de la población del país.

No es gratuito que el propio Programa Nacional de Financiamiento para el Desarrollo presentado en 2013 establecía que la economía mexicana, con reformas hechas, debía crecer a tasas superiores a 5.0 por ciento en 2017 y 2018.

Hoy, se ve muy complicado que suceda. Más nos vale hacer la tarea y quitar los obstáculos al crecimiento, para lo cual más nos vale imaginarnos como unos tuertos hacendosos que como estrellas que se pueden ir a echar en la hamaca.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Dos directores del FMI pisan la cárcel
Para documentar el optimismo
Historias de Radio Centro