Opinión

En la Bancaria, AMLO estuvo sin estar

 
1
 

 

AMLO

ACAPULCO.– Esta fue la penúltima Convención Bancaria antes de que Andrés Manuel López Obrador sea presidente de México, si es que gana las elecciones, como todo indica que podrá ocurrir. Por eso Luis Robles Miaja dijo ayer por la mañana que en la Asociación de Bancos de México (ABM) están listos para trabajar con quien gane la elección de 2018: “No sabemos si López Obrador será el candidato, pero de serlo trabajaremos con él de la mano, porque la banca es una institución que trabaja con instituciones”.

Por la noche, en la inauguración oficial, tanto Robles Miaja como el presidente Peña Nieto hablaron de los riesgos del populismo, que propone salidas fáciles y encumbra a líderes mesiánicos cual deidades.

Pero ninguno nombró específicamente a AMLO, aunque todo mundo estaba pensando en él mientras se escuchaban los discursos.

En cualquier pasillo del Hotel Princess —donde se lleva a cabo esta Convención Bancaria— se escucha que los banqueros no se entienden con los postulados de AMLO. No les gusta. De manera que tenemos una ambivalencia de discurso: por un lado, la ABM dice que trabajaría con AMLO; pero por otro, alerta con énfasis sobre los riesgos del populismo (y no hay populista más renombrado en este país que AMLO).

AMLO quiere cambiar el modelo económico. Lo ha dicho. Por lo tanto, vale la pena preguntarse si no sería eso más efectivo que los banqueros lo llamen por su nombre y apellido cuando hablan contra el populismo. La banca de México ha hecho un extraordinario papel, extendiendo el crédito (que ya llegó a 33 por ciento del PIB) y fortaleciendo su capital para evitar descalabros indeseables. Los banqueros son gente seria. Sin embargo, si el modelo económico sufre un viraje dramático en 2018, no habrá institución que resista por mucho tiempo.

México es un país de instituciones, como dijo Robles Miaja. Pero son instituciones débiles. En cosa de meses, si AMLO quiere, podría sacarnos de los mercados internacionales; alborotar a las calificadoras de deuda amenazando con no pagar bonos; poner en aprietos la política monetaria de Banxico; incrementar el déficit público con gasto social excesivo; perder la confianza del Fondo Monetario Internacional con la línea de crédito flexible; y un largo etcétera.

El riesgo de AMLO populista es elevado. Va arriba en las encuestas. Tiene todo para ganar. Si los banqueros quieren colaborar con él como presidente, están en su derecho. Pero más vale que con respeto digan desde ahora su nombre y apellido, y le expliquen a la población que hay postulados que AMLO defiende que no serán benéficos para la mayoría, como revertir la reforma energética —por nombrar un tema que el líder de Morena reiteradamente ha citado.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Fintech, la amenaza de los bancos
No seamos injustos con los bancos
Oracle, Huawei y las carísimas firmas de abogados