Opinión

En esta universidad privada BMW busca empleados... y es ‘gratuita’

 
1
 

 

En esta universidad privada busca empleados BMW… y es ‘gratuita’.

Sus potosinas instalaciones se parecen a las de universidades que he visto en Texas. Jardines, piscinas y siete pequeños edificios dan cabida a cinco mil estudiantes y 500 profesores.

Es privada. La Universidad Politécnica de San Luis Potosí (UPSLP) pertenece a inversionistas clientes de la neoyorquina administradora de fondos Macquarie Infrastructure. Pero los estudiantes no pagan colegiaturas. Ésas corren por cuenta de la SEP, en el gobierno federal.

Quienes aquí estudian sólo desembolsan un pago de tres mil 500 pesos cada semestre. La cuota de una semana en una universidad privada de prestigio en México.

Todo está tan bien hecho, que quien de aquí se gradúa tiene un acceso casi directo a las instalaciones locales de una conocida y poderosa empresa global alemana:

“Egresado: Intégrate a la planta BMW San Luis. Cada vez se abren más posiciones”, dice el más destacado anuncio de la página de internet de la bolsa de trabajo de esta universidad.

“Sube tu perfil a nuestra página: www.bmwplantarh.com.mx”, abona el mismo escaparate.

No sólo es BMW. Muchas plantas de manufactura de este estado del Bajío mexicano buscan egresados de la UPSLP. Con esas siglas se promueven.

“Estimamos que el 95 por ciento de los egresados son contratados”, me explica un hombre responsable de dar informes en esa escuela.

Es un hito. La UPSLP es la primera y única universidad en México construida y operada bajo el esquema de asociación público privada (APP). La empresa pone el dinero para arrancar el complejo y el gobierno paga en contratos de largo plazo tanto la inversión inicial como el mantenimiento y administración.

La SEP pone todo lo relacionado con la academia.

Aquí educan en las ingenierías de sistemas y tecnologías industriales; tecnologías de la información; telemática o el arte de hacer pasar datos a través de los teléfonos móviles; y en tecnologías de manufactura. También licencian en la práctica de mercadotecnia internacional y en administración y gestión.

Al quinto semestre de estudios, los alumnos inician prácticas profesionales en empresas que tienen convenio con la institución.

Trabajan por la mañana, estudian por la tarde. Al sexto semestre se gradúan como técnicos. Al noveno, con un título profesional.

El ciclo es virtuoso. Los estudiantes se preparan, las empresas detectan debilidades e informan a la universidad para robustecer el plan de estudios. Así, cada año.

¿Quieren inscribirse? Deben esperar a octubre, cuando inicie el proceso para 2018.

¿Cuánto costó instalar la escuela? 572 millones de pesos de acuerdo con Macquarie Infrastructure, que obtuvo el proyecto en 2012 y lo tendrá durante 20 años. El director de la empresa, Ernesto González, ejemplifica lo que pueden dar las buenas escuelas.

Nacido en México, vivió su infancia en Texas en donde se educó. Acaba de regresar tres décadas después a este país, proveniente de Estados Unidos.

Con la percepción de un extranjero se extraña de que no haya más proyectos como la UPSLP en México. Todos ganan y el riesgo para sus inversionistas es mínimo.

“La operación de este activo demuestra que el modelo federal de APP en México presenta una oportunidad para elevar la calidad operativa en las universidades públicas tradicionales”, expone Macquarie, su compañía, en un documento.

Sí, creo yo, debería haber más de estas universidades. Pero deben generar riqueza.

La BMW nos enseñó una cara oculta la semana pasada. De acuerdo con lo mostrado por el reportaje de David Welch y Nacha Cattan divulgado la semana pasada por Bloomberg Businessweek, los graduados de la UPSLP estarían expuestos a un contrato firmado por la CTM para topar los salarios en las líneas de producción de la planta potosina a 2.53 dólares por hora, unos 12 mil pesos mensuales.

Conveniente para esta empresa automotriz, cuya rentabilidad cae desde 2014, pero evidentemente no para los habitantes locales que aspiran a que una educación les dé para pagar comida y una hipoteca.

Twitter: @ruiztorre

También te puede interesar:
¿Qué les dicen a inversionistas extranjeros sobre AMLO?
¿Por qué los 100 días de Trump pueden ‘reunir’ a México con Texas?
Así le va a +Kota dos años después de su escándalo