Opinión

En el tráfico

 
1
 

 

Tráfico.

Gil abandonó la inacción. Grave error. A bordo de un coche de no mal ver, Gamés incurrió en un error mental: por Revolución y Viaducto, pan comido. Anjá. Algo ocurrió en la ciudad de México, los viajes duran años, las calles se han vuelto ríos caudalosos que todo lo arrastran.

¿Usted va al sur? Olvídelo, permanecerá a la mitad del río, del humo, del ruido, del calor.

Si usted va de sur a norte, o de norte a sur, en determinadas horas tendrá que llevar tortas y refrescos, una linterna, un azadón (no le pregunten a Gamés para qué), un mapa, un cuchillo de monte (hay leopardos en el Periférico), botas de campo, chamarra de plumas (las noches en el Periférico son muy frías), lentes negros (el sol en el Periférico pega muy fuerte), en fon, todo lo necesario para pasar uno o dos días atorado en una vialidad (así le dicen), en una avenida grande de la ciudad.

Gil se enteró leyendo un artículo de Felipe Leal en su periódico El Universal: salvo a los automóviles de lujo, se retiró la tenencia vehicular incitando así a la compra de coches; la segunda causa del infierno, el auge de la industria automotriz y las facilidades para comprarse automóvil a crédito; la tercera, sancionar el No Circula a los coches por año del modelo y no por su estado, esto provocó un amparo en la Suprema Corte y arrojó a la calle 300 mil coches. ¿Va bien Gil o se regresa?

¿Solución? Gilga se las ingenia: así como hay desayunos escolares podrían inventarse unos desayunos para conductores desesperados: huevo duro, plátano, una gelatina, sándwich, Boing de guayaba. La cajita feliz se entregará en las entradas al Periférico con ayuda de psicólogos que dirán frases de aliento a los conductores y conductoras: ve sin miedo; el tiempo es relativo; si te sientes muy solo, canta.

Más tráfico
René Bejarano lo ha dicho: “Andrés Manuel L(i)ópez Obrador se pondrá más amoroso y volverá a pedir la unión de las izquierdas, por esto aún será posible la alianza del PRD y Morena”. A veces Gil piensa que Bejarano y Chabelo son inmortales, nunca se van del todo. Aquí con ustedes, René Bejarano en busca de la unión de las izquierdas: “no hay una última palabra en política, las cosas pueden cambiar. Calculo que él está en una estrategia, pero eso puede modificarse en junio de 2017, después de las elecciones locales del Estado de México, Veracruz, Coahuila y Nayarit, en la víspera de la elección presidencial”.

Ah, Bejarano-Bismark; ah, Bejarano-Churchill, a ustedes no se les va una ni de casualidad.

Y por cierto, para que ese escenario amoroso se cumpla, el PRD ha puesto a Agustín Basave, Basave a caballo, para realizar esa alianza que de ocurrir pasaría de la siguiente forma: un expriista (Basave, Basave a caballo) preside un partido de izquierda hundido en el desprestigio; así las casas (sí, Grupo Higa), Bejarano-Chabelo le pide amor a Liópez y éste, enamoradizo, acepta encabezar la unión de las izquierdas. Los chuchos se arrodillan y se dan golpes de pecho. Al cabo de cien latigazos, los líderes del perredismo son perdonados por el líder Liópez (muchos líderes). ¿Cómo se llamó la obra? La trompeta de mi general. Es serio, caracho, no empiecen; con ustedes no se puede.

El cazador solitario
Gamés lo leyó en su periódico Milenio. El exjefe delegacional de Miguel Hidalgo que tiene nombre de futbolista de la Selección de Holanda, Arne aus den Ruthen Haag, encontró refugio en las filas de Xóchitl Gálvez, nombre de un equipo de futbol. Su trabajo en estos días consiste en descubrir y denunciar a los cochinotes, los que tiran basura en las calles. Muy bonito trabajo civil, pero poco influyente en la delegación.

Si Gil se llamara Milton o Shakespeare, ¿cómo a que les suena?

Futbolistas, cantantes (calientes, calientes), dramaturgos, en fon. Incluso los futbolistas se retiran un tiempo cuando las lesiones han afectado sus facultades. Ni qué decir de los toreros. ¿Se imaginan un matador que se llamara Ruthen Haag? Arne aus den Ruthen le ha dado pases por derecha a Frijolito que se ha caído la plaza. ¿No queda? Cierto, no queda. En fon, a recoger basura.

La máxima de Les Luthiers espetó dentro del ático de las frases célebres: “La confusión está clarísima”.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
Adiós al Corredor
Woody Allen, 80 años
Asesino cereal