Opinión

En el sótano

   
1
  

  

  [Claudio X. González señala que malos resultados en la prueba PISA se deben a que para el ex mandatario, la enseñanza fue un tema secundario / Cuartoscuro]

Ayer le comentaba que tenemos apenas un puñado de jóvenes en nivel de excelencia, según la definición de la OCDE para su prueba PISA. Quienes aprueban los módulos 5 y 6 en alguna de las tres materias que se evalúan son considerados 'de excelencia'. El porcentaje de jóvenes en este nivel está fuertemente correlacionado con el nivel y crecimiento de una economía, así como con su éxito en el área de investigación y desarrollo. Por ejemplo, en esta edición de PISA, en ciencias, hay 14 países que tienen más de 10 por ciento de sus jóvenes en nivel de excelencia: Alemania, Eslovenia, Corea, Reino Unido, Holanda, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Estonia, China (las cuatro ciudades evaluadas: Beijing, Shangai, Jiangsu y Guangdong), Finlandia, Japón, Taipei y Singapur. Este último tiene 24 por ciento de sus jóvenes en ese nivel, y los dos anteriores más de 15 por ciento. En lectura, son 16 países: Suecia, Irlanda, Japón, China, Holanda, Estonia, Australia, Hong Kong, Alemania, Noruega, Francia, Corea, Nueva Zelanda, Finlandia, Canadá y Singapur. Acá nadie llega a 20, y estos dos últimos tienen 14 y 18 por ciento, respectivamente.

En matemáticas hay 30 países que tienen más del 10 por ciento de sus jóvenes en el nivel de excelencia (recuerde que son 70 países en esta edición). Ya no se los pongo para no aburrirlo más, pero sí a los que tienen más de 20 por ciento: Japón, Corea, Macao, China, Hong Kong, Taipei y Singapur, que llega a un increíble 35 por ciento. Curioso que todos son del 'extremo oriente', como antes se decía.

Bueno, ahora prepárese para llorar, va América Latina. Acá se midió a Argentina dos veces, y ninguna de las dos sirve mucho. La primera es la pura ciudad de Buenos Aires, que alcanza 2.7 por ciento de sus jóvenes en excelencia en ciencias, 3.8 por ciento en lectura y 4.0 por ciento en matemáticas. Pero la segunda es de todo el país, pero con una muestra que no garantiza comparabilidad, y ahí los niveles son mucho menores: 0.7 por ciento en ciencias, 1.0 por ciento en lectura y 0.8 por ciento en matemáticas. Los dos lugares que siguen son de Uruguay (1.3, 2.5 y 1.7 por ciento en ciencias, lectura y matemáticas, respectivamente, para no repetir ya) y Chile (1.2, 2.3 y 1.4 por ciento). Para ubicar en el contexto mundial, estos dos países están más o menos en el lugar 50 de los 70 evaluados. O visto al revés, entre los 20 con peores resultados.

Pero son los exitosos de América Latina. De ahí sigue Brasil (0.7, 1.4, 0.9 por ciento) y luego Colombia (0.4, 1.0, 0.3 por ciento), ya más bien cerca del lugar 60 de los 70, pero todavía tienen al menos uno por ciento de jóvenes en excelencia en alguna medición (lectura en ambos casos). Sigue Costa Rica (0.1, 0.7, 0.3 por ciento) y luego estamos Perú y nosotros, con 0.1 por ciento de jóvenes en excelencia en ciencias, 0.3 por ciento en lectura y 0.3 por ciento en matemáticas (de hecho, Perú alcanza 0.4 por ciento en esto y queda mejor que nosotros). Somos lugar 65 en ciencias, 62 en lectura y 64 en matemáticas, de 70 evaluados. De los países latinoamericanos, sólo República Dominicana está peor, porque ellos sólo tienen presencia en lectura, con 0.1 Somos lugar 65 en ciencias, 62 en lectura y 64 en matemáticas, de 70 de sus jóvenes en ese nivel.

Antes de que se suicide, permítame recordarle que cuando se compara el puntaje promedio, México es uno de los países latinoamericanos mejor colocados. Sólo Chile y Uruguay están mejor que nosotros de forma consistente. Pero al comparar con el indicador de hoy, proporción de jóvenes en excelencia, nos vamos al fondo. Esto es algo similar a lo que comentamos ayer con respecto al nivel socioeconómico. Nuestro sistema educativo es excelente en homogeneizar a los jóvenes. Sin importar su nivel socioeconómico, la inmensa mayoría queda en un nivel deplorable. En ciencias, del nivel mínimo aceptable para abajo hay 83 por ciento de los jóvenes, en lectura 76 por ciento y en matemáticas 84 por ciento.

Nuestro sistema educativo aplana, y nos ha dejado sin élites intelectuales. Pero creo que eso ya lo sabía usted.

Profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Parejos en la tragedia
Tragedia de la educación
Una de cal