Opinión

Empleadores estancados

    
1
   

    

industria

Le comentaba el lunes que cuando hablamos del crecimiento del país, en realidad hablamos de un promedio que, como todos, dice y esconde. Nos dice la dirección general de la economía, pero no nos permite ver bien cómo eso se refleja en las personas. El PIB es un promedio que se calcula utilizando el tamaño de cada actividad, pero su tamaño en producción (en valor agregado, para ser exacto) y no en empleo. Así, aunque la cifra diga que crecimos 2.5 por ciento, al medir lo que ocurre con las personas, el resultado puede ser diferente.

En los últimos seis años, de 2008 en adelante, el crecimiento promedio de la economía ha sido de 1.9 por ciento anual. Ahí está la gran caída de 2009, luego dos buenos años, y luego los tres entre malo y regular que hemos tenido. Sin embargo, el crecimiento no es igual para todos, como le decía. Hay cuatro actividades que han tenido un crecimiento muy superior en esos mismos seis años: la fabricación de maquinaria y equipo, 4.8 por ciento cada año; información arribita de 6.0 por ciento; equipo de transporte más de 7.0 por ciento y servicios financieros más de 10 por ciento. Promedio anual, como le decía.

Información es el sector que incluye desde medios de comunicación hasta telecomunicaciones, pero prácticamente todo el crecimiento es en esta última. En esas actividades el empleo sumado no llega a un millón de personas. (Debo aclarar que la medición de empleo que puede utilizarse para este cálculo no es igual a la de la encuesta de ocupación y empleo. Aquí, el total de empleos en 2013 fue de 39 millones. Faltan 11 millones de personas que no están registradas, que corresponden al sector informal.)

En un segundo grupo, que ha crecido más de 2.0 pero menos de 3.0 por ciento anual, hay siete actividades que van de los corporativos a las industrias de plástico, papel o bebidas, pasando por electricidad, alquileres y comercio. Salvo este último caso, en donde hay 5.5 millones de personas, las demás actividades emplean poco, y sumadas no llegan a un millón de personas.

Siguen 11 actividades que crecen entre 1.0 y 2.0 por ciento promedio en estos seis años. Apenas si logran mantener una producción por habitante, porque por ahí anda el crecimiento poblacional. Pero estas 11 actividades dan empleo a más de 22 millones de personas. Y finalmente hay un millón de mexicanos más en 15 actividades que no llegaron siquiera a 1.0 por ciento de crecimiento promedio: servicios profesionales, servicios culturales y deportivos, turismo, construcción, fabricación de equipo de cómputo (que crecía 35 por ciento anual entre 1993 y 1999), buena parte de los textiles, industria química, y poco más.

Como le decía, si medimos por personas, en lugar de por aportación al PIB, entonces el crecimiento no fue de 1.9 por ciento promedio durante los últimos seis años, sino de menos de 1.5 por ciento. No parece mucha diferencia, pero es prácticamente medio punto cada año. Esto quiere decir algo importante: las actividades que más empleo generan son mucho menos dinámicas que las demás. Salvo el comercio y la construcción, que como veíamos el lunes han tenido momentos buenos, lo demás no crece, y creo que no va a crecer: agricultura, educación, gobierno, reparación y limpieza, transporte, alojamiento temporal.

Así que si queremos más crecimiento, que le llegue a más personas, habrá que tener soluciones para esas actividades, no para telecomunicaciones, servicios financieros o fabricación de maquinaria y equipo, que ya van solitas. No va a estar sencillo.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Dos varas
La nueva España
No se ve