Opinión

El Verde mueve el tapete

1
  

   

Manuel Velasco. (ilustración)

Los resultados de las elecciones en Chiapas obligan a una nueva lectura de los acontecimientos políticos que vienen.

Desde luego y antes que nada deben desahogarse en el Tribunal Electoral las impugnaciones que haya, pero los resultados no van a cambiar mucho de lo que ya tenemos.

Y lo que tenemos es un triunfo aplastante del Partido Verde, que va a querer replantear los costos de su alianza con el PRI en el país.

La alianza de partidos que gobierna en Chiapas alcanzó más de 70 por ciento de los votos. Y de ellos el PRI aportó sólo un poco más de 20 por ciento.

Ello quiere decir que Manuel Velasco, gobernador de ese estado, va a querer ser candidato presidencial. Por lo menos va a reclamar un espacio en la baraja de presidenciables.

Si el PRI no va en alianza con el Verde en 2018, pierde las elecciones con toda seguridad. Como tal vez las hubiera perdido en 2012 sin los votos verdes.

Fox no hubiera ganado la presidencia en 2006 sin la alianza con el Verde, y Calderón no habría pasado el susto que pasó en 2006 si hubiese ido con los verdes. Conclusión: las alianzas son indispensables.

Después de los resultados de la elección local en Chiapas, el Verde puede exigir más y lo sabe.

Al PRI le va a pedir, para empezar, otra gubernatura en las elecciones de 2016.

Esa gubernatura va a ser Zacatecas, donde tienen enfilado al senador Carlos Puente. ¿Va a dejar el PRI una gubernatura más en manos de sus aliados, lo que equivale a que el tricolor la pierda?

Los números dicen que el PRI no tiene de otra. Ceder ante el Verde o romper una alianza que le costaría esa gubernatura, otras más y la presidencia.

Para frenar al PRI y al Verde los partidos de oposición tendrán que ir en alianza cuando menos en Zacatecas. Y cuando digo partidos de oposición me refiero a PAN-PRD y Morena.

Panistas y perredistas tendrán que aliarse en torno al candidato de Morena, David Monreal, o dejarle el camino al Verde.

Y si el PAN y el PRD van en alianza con Morena en Zacatecas, van a perder credibilidad para 2018, cuando se presenten como la alternativa democrática al PRI, diferente al extremismo de Morena.

No es fácil el crucigrama que surgió de la elección en Chiapas, donde la coalición de Velasco Coello ganó los 24 distritos del estado, en más de 100 de los 122 municipios de la entidad, y PAN y PRD juntos no llegaron ni a 13 por ciento de los votos, después de haber gobernado 12 años.

Velasco va a plantear su candidatura presidencial, por el Verde, en alianza con el PRI o como independiente.

El Verde va a exigir más gubernaturas para mantener su alianza con el PRI.

Y PAN y PRD van a valorar su apoyo a Morena para frenar la maquinaria electoral PRI-Verde.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
El populismo de AMLO pierde encanto
López Obrador está desesperado
El PRI y el voto joven