Opinión

El turismo sexual infantil en México

 
1
 

 

turismo sexual infantil. (Soluciones Magazine)

Hace poco comentamos en este espacio, citando el caso de Tailandia, lo difícil que es cuantificar cuánto aporta a los ingresos de un país el turismo sexual. Y ahora, al buscar cifras sobre la explotación de niños en destinos turísticos, la situación se repite. Existen algunas fuentes confiables, pero aclaran que las cifras que manejan son sólo aproximaciones. Es decir, la realidad debe ser mucho peor de lo que nos dicen estas estadísticas. No son exactas, pero es lo que hay y, por lo menos, nos acercan a la magnitud del problema.

Por ejemplo, la Unicef –organismo de las Naciones Unidas para la atención de los niños—calcula que, en todo el mundo, alrededor de un millón 800 mil niñas y niños son víctimas de explotación sexual turística.

Por su parte, ECPAT International comenzó en 1990 con el objetivo específico de terminar con la prostitución infantil en el turismo asiático, pero se ha ido extendiendo y actualmente trabaja a través de una red de 90 organizaciones civiles en 82 países.

Apenas en mayo pasado dieron a conocer un nuevo estudio sobre la explotación sexual de los niños en los viajes y el turismo en el mundo, que les tomó dos años realizar y, aunque no aportan cifras, sostiene que hoy más infantes están siendo explotados sexualmente que nunca antes y se lamentan que en más de veinte años de trabajo no hayan podido lograr su meta de acabar con este mal al que denominan SECTT (Explotación Sexual de Niños en Viajes y Turismo).

No obstante, las conclusiones a las que llegaron dibuja con precisión la naturaleza de este gravísimo problema, con algunos puntos que llegan a sorprender.

“El grado de SECTT ha aumentado fuertemente y su naturaleza ha cambiado drásticamente. Blanco, hombres de mediana edad, ricos, occidentales, ya no son el delincuente típico. El infractor puede ser extranjero o local, joven o viejo; algunos son pederastas, pero la mayoría no lo son. Los viajeros locales, nacionales, regionales e intra-regionales representan la mayor parte, con muchos que son delincuentes “situacionales”, es decir, participan en el abuso de los niños a causa de una oportunidad”, señala el estudio y añade las siguientes conclusiones:

No hay ningún delincuente típico, son los turistas, viajeros de negocios, los trabajadores migratorios y transitorios, los emigrantes o los voluntarios de la sociedad civil.

Los delincuentes sexuales infantiles son por lo general de la región.

El Internet y la tecnología móvil han impulsado el aumento de SECTT mediante la creación de nuevas vías para la explotación.

La mayoría de los delincuentes sexuales no planearon el crimen, lo cometen porque hay una oportunidad y que creen que pueden salirse con la suya.

Ningún niño es inmune y las víctimas no sólo son pobres. Algunos son más vulnerables que otros, tales como las minorías marginadas, niños de la calle, y LGBT.

Los servicios para las víctimas siguen siendo insuficientes.

La detención y procesamiento de los delincuentes se ven obstaculizados por la falta de coordinación e intercambio de información entre las autoridades.

Son alarmantes los bajos índices de condenas, lo que significa que la mayoría de los delincuentes evaden la justicia.

Ayer, el secretario de Turismo federal, Enrique de la Madrid, y su homólogo de la Ciudad de México, Miguel Torruco, firmaron un “Acuerdo para la implementación del código de conducta nacional para la protección de las niñas, niños y adolescentes en el sector de los viajes y el turismo”, el cual hace tres años firmó el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila; así como ahora la cadena City Express fue la primera en implementar en todos sus hoteles el Código de Conducta Nacional de Sectur, que incluye el combate a la trata y explotación infantil.

Según la Unicef, en el año 2000 eran 16 mil los niños y adolescentes explotados sexualmente en México y, de acuerdo con Enrique de la Madrid, actualmente esta cifra ronda los veinte mil. Para combatir este mal se requiere del trabajo conjunto de iniciativa privada y gobiernos de los tres niveles, pero son muchos los estados que han volteado para otro lado y pocas las empresas que se han interesado.

¿Por qué será?

Correo:garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:

Razones para invertir en un hotel

Hank y Kamkhaji siguen abriendo hoteles con Zozaya

Los mexicanos llenan el A380 de Air France