Opinión

El trío maravilla que hizo polvo al calderonismo

José Isabel Trejo acababa de ser abrazado por Santiago Creel en la sede nacional del PAN y otro grupo de correligionarios suyos. “Felicidades, mi secretario”. Gustavo Madero había movido sus fichas con habilidad de ajedrecista imbatible: él vuelve a la dirigencia nacional del partido; Ricardo Anaya, quien lo sustituyó durante el tiempo que Madero pidió licencia, fue designado nuevo coordinador de los diputados federales y Trejo, quien tenía ese cargo, será el número dos de Acción Nacional, a donde llega con aire victorioso, como resultado de un trabajo conjunto, por haber metido la escoba hasta el fondo de los rincones calderonistas.

__Había que librar primero la contienda interna; consolidarse y salir engrandecidos– me dijo Trejo mientras caminaba rumbo a la salida y rodeado de un séquito de compañeros suyos que buscaban su mano y tan sólo días después de devastar el intento de reacomodo en las filas del partido del grupo de Felipe Calderón al sacar de la jugada a la esposa de éste, Margarita Zavala, quien anhelaba posicionarse en la Cámara de Diputados y luego ir por la dirigencia nacional.

Trejo ha mostrado sus dotes estratégicos en la operación política. A veces han derivado en escándalos, pero lejos de dañarlo sale fortalecido, como cuando se conoció, mediante una investigación periodística, que recibió poco más de siete millones de pesos, en tres años, del gobierno de Zacatecas a través de su equipo Águilas Reales de segunda división profesional de futbol.

Vienen las elecciones de junio. El PAN pretende remontar su posición
–está en segundo lugar después del PRI en elección para diputados federales, de acuerdo con Parametría– y este panista se siente seguro. Antes de lo que va a decir, al término del anuncio oficial de los ajustes, levanta el cuello y se toca la solapa del saco.

__Hay que recordar que yo fui secretario nacional de elecciones y estuve metido al 100 por ciento; conozco bien el camino, estoy bien enrutado, entiendo bien el contexto de las elecciones.

__¿Cómo deja el camino a Anaya en San Lázaro? ¿Fueron muchos calderonistas arrepentidos?

__Hubo una buena respuesta (a nuestra labor), satisfactoria. Anaya recibe un grupo ahora compacto y armonioso. Se acabó la distancia- me, dice en referencia a que el grupo incondicional de diputados que marcó distancia del expresidente de la República como Max Cortázar, Jesús Niño de Rivera y otros que apoyaban a muerte a Ernesto Cordero, líder depuesto por Madero de la bancada en el Senado, quien a su vez era el alma del calderonismo.

El joven Ricardo Anaya también se veía feliz anoche. Trejo dijo que en las próximas horas hablaría largo con él para darle pormenores de cómo están las cosas en San Lázaro. De esta manera, Anaya entrará con el pie derecho para después seguir su camino por la dirigencia nacional del PAN, que quería Margarita Zavala. Madero pidió licencia en septiembre como presidente del partido para reinventarse y preparar el camino hacia la diputación federal, desde donde pretende seguir moviendo los hilos de la segunda fuerza política más importante del país.

10 SEGUNDOS… Ha sido un misterio en qué partido estará Alejandro Encinas para las elecciones de junio. Llegó al Senado por el PRD. Dijo que el jueves, cuando rinda su informe anunciará para quién trabajará: sí sigue con Los Chuchos del PRD o se va con los morenos del nuevo partido de Andrés Manuel López Obrador.

__No te voy a decir –dijo cuando le pedí que adelantara algo.
__Deme cinco nombres de sus invitados.
__Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, Teresa Juárez, Marcelo Ebrard.
__¿Y Andrés Manuel?
__Es que anda de gira.
Por los nombres parece que cambia de bando.

Twitter: @alexsanchezmx