Opinión

El tono de la Fed
y del Banxico

 
1
 

 

 [Los encuestados por Banxico temen que las reformas tengan un menor efecto sobre el dinamismo de la economía. / Cuartoscuro / Archivo] 

El día de hoy comienza la reunión del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) y el miércoles este Comité dará a conocer su determinación.

Prácticamente se descarta la posibilidad de un incremento de las tasas de referencia.

De acuerdo con las probabilidades implícitas de los futuros de los fondos de la Fed, para esta reunión hay apenas 4.0 por ciento de probabilidad de aumento.

Para su junta del 27 de abril esa probabilidad sube a 27 por ciento y para el 15 de junio aumenta a 51.8 por ciento.

En términos generales, la mayor parte de los expertos supone que habrá dos incrementos de un cuarto de punto en lo que resta del año. Uno en junio y el siguiente quizás en septiembre o noviembre.

En el caso de México, la Junta de Gobierno del Banxico sesionará el jueves por la tarde y el viernes en la mañana dará a conocer su decisión.

Existe consenso entre expertos y operadores del mercado respecto al mantenimiento sin cambios de la tasa de interés de referencia en 3.75 por ciento.

La razón es muy simple, cuando se anunció el aumento de medio punto el pasado 17 de febrero, el Banxico fue explícito en señalar que no se trataba del inicio de un ciclo alcista.

Obviamente no puede descartarse el uso de la tasa de referencia como uno de los instrumentos a disposición para detener la inestabilidad. Pero por ahora el mercado cambiario está tranquilo, así que por lo menos el viernes puede dar por hecho que no habrá incremento.

El consenso de los expertos indica que para el resto del año lo más probable es que el Banxico siga a la Fed, por lo que podría haber otros dos incrementos de un cuarto de punto en caso de que también ocurran en Estados Unidos.

En ambos casos, sin embargo, más allá de que en esta semana haya un incremento de tasas en los dos países, será muy interesante captar el tono de los comunicados.

En términos relativos a lo que sucede en otras importantes regiones, el no mover las tasas de interés implica tener una política monetaria menos laxa que la que están practicando otros países, notoriamente los de la Unión Europea y Japón, que han ido a la baja y están en terreno negativo.

Será relevante analizar cómo califican Banxico y la Fed las decisiones de otros bancos centrales que han ido en sentido contrario a lo hecho en México y Estados Unidos.

Como le comentábamos ayer, estamos lejos de haber llegado a la estabilidad y un ejemplo fue lo que pasó con el mercado cambiario el día de ayer.

Mientras que por la mañana el dólar interbancario estuvo apenas por arriba de 17.60, hacia el medio día llegó a 17.83 pesos. La cotización al menudeo estuvo por debajo de los 18 pesos por la mañana, pero al cierre volvió a rebasar esa frontera.

Mañana, además de conocerse qué va a pasar con las tasas en Estados Unidos, también se dará a conocer la producción industrial. La encuesta de Bloomberg indica que, a diferencia del incremento de 0.9 por ciento de la observación de febrero, ahora habrá una caída de menos 0.3 por ciento.

Es decir, tendremos probablemente noticias contrastantes, que por un lado permiten optimismo respecto al curso próximo de la economía de Estados Unidos y otras que nos hablan de una marcada debilidad.

En suma, hay que estar atentos para no tener sorpresas.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Dólar, a ganarle a los especuladores
¿Por qué despegó el mercado interno?
El crédito crece cinco veces más que el PIB