Opinión

El SAT moderniza sus medios de vigilancia y ejercicio de facultades

Marcelo de los Santos Anaya

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer recientemente las medidas que se han adoptado para modernizar los procesos de trabajo de la Administración General de Auditoría Fiscal Federal (AGAFF), con la finalidad de obtener beneficios, por una parte, de los avances en las tecnologías de la información (TI) y, por otra, de las reformas a la legislación tributaria que entraron en vigor en el ejercicio en curso, 2014.

A continuación se reseñan los principales aspectos de esa modernización, que podría afectar a la mayor parte de los contribuyentes en los siguientes aspectos:

PROGRAMACIÓN DE ACTOS DE LA AUTORIDAD FISCAL

Actualmente esta programación se deriva del análisis de las disposiciones fiscales y la revisión del cumplimiento de las mismas mediante cruces de información semiautomatizados. Se seleccionan grupos de contribuyentes y se hacen cruces sobre sus declaraciones, pagos e informativas. Sobre esta base se detectan comportamientos atípicos y se analizan para determinar presuntas irregularidades.

AUDITORÍA

Al iniciar una auditoria, se solicitan al contribuyente todos los documentos contables y fiscales que soportan su operación, los cuales se entregan en papel y, en algunos casos, en archivos electrónicos. Una vez que se cuenta con la información se inicia la construcción manual de papeles de trabajo, para la planeación y desarrollo de la auditoría.

REFORMAS AL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN (CFF)

Como es sabido, las reformas a este código, que entraron en vigor en enero pasado, implicaron varios cambios radicales en el cumplimiento de ciertas obligaciones de los contribuyentes, como las siguientes:
• Definición de contabilidad, que debe ser llevada en medios electrónicos y enviarla mensualmente al SAT por internet (tratándose de personas morales a partir de octubre de 2014, enviando la contabilidad de julio, y personas físicas a partir de enero de 2015).
• Practicar revisiones electrónicas a contribuyentes, responsables solidarios o terceros relacionados con ellos.

• Notificaciones electrónicas.
• Uso del buzón tributario.

En los tres últimos casos, la vigencia se iniciará el 30 de junio de 2014 para las personas morales y el 1 de enero de 2015, tratándose de personas físicas.

El debido cumplimiento de todas estas disposiciones requiere de que se preste la atención que amerita el manejo de la información financiera de los contribuyentes; así, en el caso de la contabilidad, que se debe enviar al SAT vía internet, debe evitarse en todo lo posible el registro de ajustes, sobre todo por montos de cierta consideración, por lo que los registros contables que se envíen deben haber sido depurados minuciosamente.

DEVOLUCIONES Y COMPENSACIONES

Como resultado de las reformas fiscales, se instrumentará la entrega de información establecida en el CFF para modernizar los procesos de auditoría, así como los de devoluciones y compensaciones, bajo las siguientes premisas:

• Todo dato que se solicite y sea entregado por el contribuyente se utilizará en forma inmediata en el proceso correspondiente.
• La auditoría pasará, de revisar la contabilidad, a revisar las operaciones atípicas o irregulares.
• Los procesos de auditoría pasarán de ser mayormente manuales, a semiautomatizados.

PROCESO DE AUDITORÍA

Al iniciar una revisión se requerirá al contribuyente la entrega de archivos que contengan la balanza de comprobación, información de las pólizas generadas y el catálogo de cuentas.

Los datos detallados por póliza se ingresarán a un modelo de riesgo que detectará anomalías, determinará la profundidad de la auditoría y guiará al auditor hacia las operaciones a revisar, tales como:

• Préstamos de socios y accionistas.
• Operaciones con contribuyentes con esquemas abusivos (empresas facturadoras, outsourcing, etcétera).
• Operaciones atípicas; montos fuera del promedio propio, etcétera.

ESTADOS DE CUENTA BANCARIOS

Las instituciones financieras entregarán información de los estados de cuenta de sus clientes en formatos explotables, los cuales se integrarán con bases en datos que permitirán realizar cruces con los registros de bancos de los archivos de pólizas que entreguen los contribuyentes; de esta manera, se podrán encontrar omisiones de ingresos o pagos no contabilizados.

COMPULSAS ELECTRÓNICAS

La autoridad fiscal realizará compulsas electrónicas solicitando archivos contables a los principales clientes y proveedores del contribuyente solicitante; de esta manera se podrá observar la simetría fiscal de esas operaciones.

FISCALIZACIÓN ELECTRÓNICA

Por medio de procesos automatizados se determinan irregularidades por conceptos específicos de la situación fiscal del contribuyente.
Las irregularidades se plasman en un oficio de preliquidación, que incluye: la irregularidad, el monto del crédito y la documentación necesaria para desvirtuarse.

Estos documentos se firman en forma electrónica y se envían por medio del Buzón Tributario.

El contribuyente entra al Buzón Tributario, se notifica y puede hacer lo siguiente:

• Aportar documentación.
• Autocorregirse.
• No dar respuesta (en este caso la resolución se volverá definitiva).

El auditor recibe por sistema la documentación aportada y la analiza. Puede emitir un segundo requerimiento o una compulsa; esto suspende el plazo.

PROGRAMACIÓN DE AUDITORÍAS

La explotación de la información contable, basada en un modelo de riesgo que detectará anomalías y determinará la profundidad de la auditoría, enriquecerá los procesos actuales de programación, aumentando la certeza de los actos a realizar.

El resultado de los cruces obtenidos con la información de la balanza de comprobación permitirá programar la revisión con base en antecedentes contables, entre otros, los siguientes:

• Ingresos omitidos superiores a las ventas, pagos de clientes y otros productos.
• Costo de ventas superior a las ventas (ventas por debajo del costo).
• Razonabilidad del pago de intereses por préstamos.
• Montos altos en cuentas de “Funcionarios y empleados”.
• Razonabilidad de activos, dependiendo de la actividad preponderante.
• Cuentas de retenciones confrontadas con pagos realizados.
• Relación de ventas frente a gastos por comisiones bancarias por pagos con tarjetas.

SALDOS A FAVOR EN IMPUESTOS

La información contable será solicitada como requisito para ingresar los trámites; esto permitirá lo siguiente:

• Orientar los requerimientos de información adicional y el ejercicio de facultades de comprobación, a los rubros con irregularidades.
• Determinar la correcta aplicación de deducciones, vinculándolas con los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI) correspondientes.

La autoridad fiscal podrá llevar a cabo compulsas electrónicas solicitando archivos contables a los principales clientes y proveedores del contribuyente solicitante; de esta manera se podrá observar la simetría fiscal de las operaciones.

UTILIDAD DE LOS COMPROBANTES FISCALES DIGITALES POR INTERNET (CFDI) PARA LAS AUTORIDADES

• Cruzar con la información contable y los estados de cuenta, para verificar las deducciones aplicadas, gastos y ventas.

En el caso de las personas físicas, los CFDI de nómina y de deducciones serán la basepara conformar la declaración anual y la autorización o rechazo, en automático, del saldo.

BENEFICIOS PARA LAS AUTORIDADES

La modernización de los procedimientos de la Administración General de Auditoría Fiscal Federal genera beneficios para esta, los cuales se enuncian a continuación:

• Aumento de la presencia fiscal. En 2013 la meta anual fue de 85 mil 511 actos y para 2014 es de 103 mil 033, lo que representa un incremento de 20 por ciento, lo que a su vez incrementará la percepción de riesgo hacia los contribuyentes.
• Se contará con papeles de trabajo electrónicos automatizados, cédulas prellenadas antes de que la autoridad fiscal inicie el ejercicio de facultades de comprobación.
• Hay nuevas fuentes de información, que enriquecen los procesos de programación para revisar las operaciones atípicas o irregulares.
• Las bases contables, junto con los CFDI, permitirán comprobar que una factura deducible ha sido acumulada por el emisor.
• Reducción de plazos para concluir las auditorías y disminución de costos administrativos para todas las partes.
• La profundidad de la revisión se determina en forma automática, evitando la discrecionalidad.
• Disminución de requerimientos de información adicional en trámites de devoluciones y compensaciones.

De todo lo anterior se desprende la necesidad de revisar exhaustivamente la información contable que se enviará al SAT a partir de octubre próximo (personas morales) y enero de 2015 (personas físicas), como ya se indicó, a fin de evitar errores u omisiones que den lugar a ajustes que la autoridad podría tipificar como operaciones atípicas o irregulares, las cuales, por lo que se ha manifestado, serán, desde luego, objeto de detección prácticamente inmediata por los sistemas con los que llevará a cabo las actividades de fiscalización y, por consiguiente, potencial motivo de ejercicio de facultades de comprobación.

En el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, estamos convencidos de que estas medidas propuestas por la autoridad simplificaran la carga fiscal de los contribuyentes y además facilitará el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

El C.P.C. Marcelo de los Santos Anay es integrante de la Comisión Fiscal del IMCP.