Opinión

El recorte

 
1
 

 

Torre de Pemex. (Cuartoscuro)

El anuncio conjunto que hicieron el pasado 17 de febrero el Secretario de Hacienda y Crédito Público y el gobernador del Banco de México en el que se anuncia un recorte al gasto púbico del 0.7% del PIB, es decir de 132 millones de pesos, de los cuales 32 millones corresponden al gobierno federal (el 60% específicamente a gasto corriente) y los 100 mil restantes a Pemex; el freno a la subasta de dólares que tenían por objeto frenar la devaluación del peso frente al dólar y la elevación de la tasa de interés al 3.75%, como medidas más importantes, ¿son una acción de congruencia? ¿Medidas responsables? ¿Son suficientes?

Quizá sólo sea la respuesta a una inminente baja calificación internacional de México como receptor de inversión por la caída de los precios del petróleo, sin embargo, el anuncio en cuestión se suma a otros tres anteriores incluido en el 2017 en un intento por no ajustar este año por parte de la Secretaría de Hacienda; ¿Cuántos más vendrán?

Los recortes anteriores son de enero de 2015 en el cual la Secretaría de Hacienda anunció un recorte al gasto público federal de 2015 por un monto de 124,300 millones de pesos, al igual que el recorte e ahora, del 0.7% del PIB, en septiembre del mismo año el gobierno federal “recorte” de 221 mil millones de pesos al gasto programable contemplado en el Presupuesto de Egresos para el 2016, 1.5% menor que el aprobado para el 2015, y por último el “ajuste preventivo” para 2017 anunciado a principios de mes.

Más preguntas: ¿El recorte al gasto corriente terminará con los privilegios? ¿Será suficiente y compensará de manera tal que no sean necesarios despidos masivos? ¿Será percibido por la ciudadanía? ¿Y los subejercicios?

Y más preguntas ¿Porqué cuando el precio del petróleo estaba a 100 dólares por barril no aprovechamos? ¿Porqué no crecimos lo esperado en ese momento? ¿Porqué no se fortaleció el mercado interno?

Demasiado tarde para volver atrás y encontrar petróleo fácil y no a más de 100 dólares por barril sino que a $24 dólares. Quizá estemos a tiempo para modernizar a nuestra empresa productiva del estado.

Y todavía más incertidumbre ¿Cuánto disminuirá el crecimiento por estas medidas? Si bien se afirma no se afectarán áreas de seguridad ni programas sociales, la Secretaría de Educación tendrá un recorte del orden de 3,666 millones de pesos, Comunicaciones y Transportes será la que más cargue el recorte después de PEMEX, con 12,254 millones, Medio Ambiente con 4,113, SAGARPA con 3 mil, CFE con 2,500 millones y salud con más de 2 mil millones por mencionar a los más afectados.

Resulta para todos obligada la austeridad en los tres niveles de gobierno pero también la eficiencia. Elevar la recaudación del servicio de agua y del impuesto predial en los ayuntamientos es una tarea a la que deben dedicarse los municipios. Es de mencionarse que en el 2014 según la OCDE la recaudación en México apenas representaba el 0.2% del PIB, porcentaje concentrado en 74 o 100 municipios de los de 2, 461 municipios.

En lo que respecta al cobro de agua, es muy heterogéneo en todo el país, hay municipios que cobran una cuota fija, otros por medidor, otros operan con concesiones, pero los más no cobran el servicio de agua, sin mencionar las fugas y la ineficiencia del servicio.

Aunado a lo anterior, la deuda pública al cierre de 2015 es del orden de 8.63 billones de pesos, cerca de 16% más respecto al 2014, lo cual debe frenarse de manera urgente. Por otro lado debemos impulsar la inversión en obra pública (claro está con licitaciones transparentes ajenas a las prácticas corruptas conocidas), que permita impulsar ciertas áreas de la economía.

Nuestras reservas se redujeron 25 mil millones de dólares para hacer frente a la depreciación del peso, más preguntas ¿Cómo están nuestras reservas internacionales? Se afirma que se encuentran en el orden de 174 mil 401 millones de dólares.

El panorama se complica, los llamados “rescoldos” de la crisis del año 2008 continúan haciendo estragos en nuestro crecimiento, acentuando la desigualdad y la desesperanza, última pregunta ¿Qué pasará con la inflación?

Se antoja enorme el reto y las preguntas esperemos no tengan respuestas negativas. Hago votos porque el vendaval económico obligue a mejores prácticas, las opciones se agotan.

También te puede interesar:

Twitter:@SamuelAguilarS

México en 2016

Panorama económico 2016

La segunda vuelta