Opinión

El PRD de Oaxaca olvidó la represión

1
  

   

José Antonio Estefan Garfias. (Cuartoscuro)

Al parecer los perredistas no tienen memoria, olvidan que en 1997 algunos de sus militantes tuvieron que hacer una huelga de hambre en defensa de Alfredo López Ramos, quien había sido acusado de peculado después de recibir amenazas de un personaje del gobierno de Diódoro Carrasco.

Ese personaje era el líder del PRI en Oaxaca, José Antonio Estefan Garfias, hoy candidato del PRD a la gubernatura, por quien se dividió la votación en el estado al dejar fuera a Benjamín Robles, quien se postuló como candidato del PT.

El 19 de abril de 1997 el periódico Reforma publicó unas conversaciones telefónicas de Estefan Garfias con Alfredo López Ramos, quien había decidido irse de candidato del PRD a una diputación federal.

En la conversación, Estefan Garfias le advierte que el sistema y el poder siempre utilizan sus recursos: “¡Dejémonos de hacer pendejos!”
La conversación continúa y José Antonio Estefan comenta: “Aunque te soy sincero, en el caso del crédito de los pescadores no hay pulcritud.
Tienes enemigos Alfredo, enemigos dentro y fuera, hay gente que está contigo, un amigo tuyo ha contribuido a proporcionar mucha información y está documentada la chingadera”.

El entonces dirigente del PRI oaxaqueño fue el encargado del gobernador Diódoro Carrasco para hacer el trabajo sucio contra los candidatos perredistas.

Pocos días después de esa conversación, Alfredo López Ramos fue encarcelado acusado de un supuesto fraude con Pemex
Pero la poca memoria de los perredistas va más allá, ya que en el sexenio de Diódoro Carrasco -quien apadrinó la carrera de Estefan Garfias-, en marzo de 1994, asesinaron al líder del PRD en el municipio de Tlalixtac de Cabrera, Pánfilo Lorenzo Hernández.

Y a principios de 1993 fueron asesinados por asuntos electorales los perredistas Esteban y Juan López Flores. La dirigencia del sol azteca culpó al gobierno oaxaqueño de estos hechos, cuando Estefan Garfias era el delfín de Diódoro Carrasco.

José Antonio Estefan tuvo cargos importantes con Diódoro Carrasco; fue secretario de Finanzas, de Gobierno y dirigente del PRI, de ahí esperaba ser el candidato a gobernador del tricolor.

Pero no lo logra porque José Murat amenaza con cambiarse de partido para contender por la gubernatura y como Ricardo Monreal acababa de ganar Zacatecas por el PRD, después de dejar el PRI, eso espantó a la dirigencia tricolor.

Y hay que tener cuidado porque Estefan Garfias se puede hacer acompañar de un personaje oaxaqueño que ha traicionado a muchos políticos de la entidad: Jorge Franco, conocido como El Chuky.

Este hombre fue cercano a Estefan Garfias desde que estaba en la Secretaría General de Gobierno, cuando le inventaron el puesto de secretario auxiliar, cargo que mantuvo en el PRI cuando José Antonio era el dirigente.

APOYO LEGAL A INDÍGENAS 
Para defender los derechos políticos, la libertad de elegir sus formas de gobierno y la participación de las mujeres en la toma de decisiones de las comunidades que se rigen por usos y costumbres en Oaxaca, el magistrado Constancio Carrasco informó que se ofrecerá servicio legal gratuito a través de la Defensoría Pública Electoral para Pueblos y Comunidades Indígena.

Esto se convertirá en un referente en América Latina, porque ofrecerá asistencia legal en materia electoral a los 68 pueblos y comunidades indígenas del país.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Se alejan leyes anticorrupción
Morena apoya al PRI
Prudencia y humildad