Opinión

El peso y el índice Big Mac

     
1
    

    

Especial Big Mac

El análisis de la situación del peso frente al dólar en función del índice Big Mac arroja algunos resultados sorprendentes.

The Economist calcula desde 2007 este índice, para comparar los poderes adquisitivos relativos de diversas monedas en el mundo.

Aunque obviamente es una comparación limitada, es útil para ver la devaluación o revaluación real de las monedas en el tiempo y poder compararlas entre sí.

En la edición de esta semana del semanario británicoaparece precisamente un artículo al respecto.

Le recuerdo que este análisis puede ser hecho tomando el valor de la hamburguesa en moneda local para luego convertirlo a dólares.

Veamos algunos datos.

1.– La Big Mac cuesta actualmente 49 pesos en México. Al tipo de cambio de cierre del viernes pasado (18.20), esto equivale a 2.69 dólares. Los datos compilados por The Economist señalan que hace cuatro años la Big Mac costaba 37 pesos y el tipo de cambio se ubicaba en 13.68, lo que significa que la Big Mac se ubicaba en 2.70 dólares. Es decir, de acuerdo con el índice referido de enero de 2012 a la fecha, el tipo de cambio efectivo en términos del valor de la hamburguesa es prácticamente el mismo.

2.– Si nos remontamos a 2006, en ese entonces la Big Mac costaba 28 pesos y el dólar estaba en 10.54, de modo que el precio en dólares de la hamburguesa era de 2.65 pesos. Es decir, la depreciación efectiva fue de apenas 1.5 por ciento.

3.– Otro uso de este índice es calcular cuál debería ser la paridad del peso (o cualquier moneda local) frente al dólar, para que el precio de la Big Mac fuera igual que en Estados Unidos. Allá la Big Mac cuesta 4.93 dólares y si aquí cuesta 49, la paridad que equipararía los poderes adquisitivos de nuestras monedas en términos de la Big Mac es de 9.93 pesos por dólar. Es decir, el dólar debería abaratarse en 45.4 por ciento respecto a la cotización actual para equiparar poderes de compra.

4.– En el análisis que hace The Economist, es Rusia el país más barato, pues una Big Mac cuesta el equivalente a 1.53 dólares. En contraste, Suiza representa el país más caro, con un costo de 6.44 dólares por hamburguesa.

5.– En países que compiten con México como receptores de inversión extranjera y exportaciones, como China y Brasil, el resultado es el siguiente. Con China estamos prácticamente a la par, pues allá cuesta 2.68 dólares pero con Brasil, pese a que la devaluación del real fue más severa que la del peso en el último año, todavía estamos más baratos, pues allá la hamburguesa está en 3.35 dólares.

Evidentemente, un análisis del tipo de cambio no puede basarse sólo en el índice Big Mac, pero de cualquier manera es ilustrativo.

Desde esa perspectiva, en realidad la devaluación del peso ha sido mucho menor de lo que parece si se toman sólo cifras nominales.

El otro tema que aborda el artículo de The Economist es que las devaluaciones no siempre son competitivas. Es decir, el crecimiento de las exportaciones no ha respondido recientemente a la depreciación de las monedas.

Efectivamente, devaluar no es suficiente para acrecentar las exportaciones, sin embargo puede ser un instrumento importante para ello.

¿Qué se requiere para sacarle provecho? Es un tema que abordaremos en una próxima entrega.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
La historia detrás de la turbulencia​
¿Es malo tener un dólar caro?
Cinco preguntas sobre el dólar para 2016