Opinión

El peor escenario
para México

 
1
 

 

petróleo

El reciente encarecimiento del dólar a niveles máximos históricos y el desplome del precio del petróleo mexicano de exportación proyectan el peor escenario para el país.

La depreciación del peso ante el dólar por la inminente alza de tasas de interés en Estados Unidos, así como la caída de la cotización del crudo de exportación, son dos factores que incrementan los riesgos para la economía mexicana en 2016.

El precio del petróleo mexicano se hundió en días pasados a mínimos de siete años, en línea con los crudos referenciales de Estados Unidos y Europa, después de que la OPEP decidió a principios de mes mantener el tope de producción en 31.5 millones de barriles diarios.

Si bien es similar a lo que se ha producido recientemente, está por arriba del techo de 30 millones de barriles diarios, vigente desde 2011, que dejó de ser respetado desde hace 18 meses.

De hecho, la OPEP bombeó en noviembre 31.7 millones de barriles diarios, el mayor volumen de producción desde abril de 2012.

Este cártel petrolero bombea cerca de una tercera parte de la producción mundial de crudo.

La saturación petrolera mantendrá presionados a la baja los precios del crudo probablemente hasta junio de 2016, cuando volverá a reunirse la OPEP.

El efecto de los bajos precios del petróleo por un periodo prolongado y de la menor plataforma de producción de México se reflejará en los ingresos públicos del cuarto año de gobierno del presidente Enrique Peña.

El fortalecimiento del dólar está asociado a la baja de los petroprecios, pero también a la expectativa de un aumento de las tasas de interés en Estados Unidos por parte de la Reserva Federal este miércoles.

Los positivos datos de noviembre del mercado laboral estadounidense reforzaron la ‘apuesta’ de que la Fed anunciará hoy un incremento de un cuarto de punto al rango objetivo de su tasa de referencia, que desde finales de 2008 está entre cero y 0.25 por ciento.

El hecho no es menor, pues el aumento pondrá fin a un ciclo de 30 años de tasas a la baja en Estados Unidos, de acuerdo con Ernesto Torres, director general de Grupo Financiero Banamex.

En la más reciente encuesta de Banamex a analistas, el consenso confirmó su expectativa de que, en línea con la Fed, el Banco de México elevará su tasa de interés en un cuarto de punto, desde su mínimo histórico de 3.0 por ciento, en su reunión de mañana.

De ser así, en la decisión que tomarán Agustín Carstens y los otros cuatro miembros de la Junta de Gobierno del Banxico pesarían más las presiones de los mercados financieros que la debilidad económica y la inflación históricamente baja en el país, que sugieren no ‘apretar’.

Si bien el alza de la tasa contribuirá a estabilizar el peso, impondrá un lastre al crecimiento de la economía, de por sí moderado.

Por lo pronto, habrá volatilidad en estos días, independientemente de que otros factores, como la sobreoferta de petróleo en el mundo, afectarán también las condiciones de los mercados.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
¿Algo qué celebrar de 2015?
¿Por qué México no puede crecer más de 3.0%?
México crece más que EU