Opinión

El Papa Francisco como promotor turístico

 
1
 

 

Espetaculares colocados para la visita del Papa. (Eladio Ortiz)

Desde hace varias semanas, las carreteras de Michoacán lucen una buena cantidad de espectaculares donde se da cuenta de la próxima visita que el Papa Francisco hará a Morelia, su capital.

Pero la verdad es que, bajo el slogan: “Michoacán te recibe con el alma”, da la impresión que las autoridades del gobierno de Michoacán, que encabeza desde hace unos cuantos meses el perredista Silvano Aureoles, están utilizando al líder del Vaticano para promocionar turísticamente a la entidad, pues en los anuncios aparece por un lado el Pontífice sonriente y saludando, con el fondo del color oficial de El Vaticano, mientras al otro extremo está estampado un puñado de Mariposas Monarca, uno de los principales atractivos turísticos de la entidad, cuya temporada de presencia en México coincidirá con la llegada del jerarca religioso.

Es práctica común que los estados contraten a precio de oro a figuras públicas –regularmente actrices, cantantes o deportistas-- para ser algo así como el promotor turístico oficial del estado. Así es que, si el año pasado el gobierno chiapaneco pensó que había hecho la mejor inversión al contratar a Miguel “El Piojo” Herrera –antes de que lo echaran de la selección nacional de futbol— para que se “Chiapasionara” (aunque ambos aseguraron que el gobierno estatal no le pagó), pues los michoacanos simple y sencillamente se consiguieron como su promotor nada menos que al representante de Dios en la Tierra, y sin que les costara ni un centavo.

Porque de las cinco entidades en las que estará Francisco, la única que ha mostrado que, más allá de lo que religiosa y socialmente puede significar para el estado la visita del Papa, y más allá también de lo que vayan a gastar los fieles que se desplacen de una ciudad a otra para ver a su líder religioso, con la consecuente y natural derrama turística que esto genera y que impacta directamente en los destinos, la visita papal también puede ser utilizada para promocionar los diferentes atractivos turísticos que posee, es Michoacán.

Abiertamente, la secretaria de Turismo de Michoacán, Liliana López Buenrostro, diseñó una estrategia de publicidad para, ligada a la visita del Papa Francisco, lanzar un producto denominado “La Ruta de la Fe”.

La presentación la hizo la propia López Buenrostro, junto con Julieta López Bautista, coordinadora general de Comunicación Social del gobernador y la venia del cardenal Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, quien también estuvo presente en el lanzamiento.

Ahí, las funcionarias explicaron que ante la enorme cantidad de visitantes que recibirá Michoacán por la visita papal, el gobierno del estado construyó una serie de propuestas encaminadas a ampliar la estancia, ofrecer alternativas que complementen su experiencia e incentivar visitas adicionales.

López Buenrostro explicó que “La Ruta de la Fe” se compone con siete tours por diversos puntos de Michoacán, circuitos que se enmarcan en el segmento de Turismo Religioso y que estarán disponibles en los días previos y posteriores a la llegada de Francisco. “Giran en torno a los más representativos elementos devocionales que posee Michoacán, complementados con la riqueza cultural, natural, arquitectónica y de tradiciones de las diversas regiones del estado”, es decir: al Papa lo están utilizando para promover cualquier clase de atractivos de la entidad.

Y si bien la secretaria precisó que los paquetes serán ofrecidos por las turoperadoras y por los propios hoteles tanto en sus portales de Internet como de forma directa, en coordinación con las agencias de viaje, lo que sí diseñó la Sectur estatal fueron siete anuncios –uno para cada circuito— en los que junto a la foto del papa se lee: “En tu visita a Michoacán aprovecha los paquetes turísticos y haz de tu viaje ¡una experiencia inolvidable!”.

Cada ruta contiene un texto distinto, como, por ejemplo: “Camina sobre toneladas de lava volcánica sólida y descubre una leyenda milagrosa.

Siente la adrenalina de surcar los aires y sorpréndete con el río Cupatitzio que da vida a toda la región. ¡Atrévete a vivir una aventura entre lava, aire y agua!

Este paquete se llama: “Aventura en la perla del Cupatitzio” e incluye visitar Pátzcuaro, San Juan Nuevo: ruinas de San Juan, pueblo e iglesia. Uruapan: centro, Huatapera, mercado de artesanías, Tzaráracua (con tirolesa) y Parque Nacional “Barranca del Cupatitzio”.

Ziracuaretiro: pueblo. Zirahuén: muelle y pueblo. Morelia: Centro Histórico.

Su precio es de dos mil 750 pesos por persona, tarifa que disminuye a mil 750 pesos en grupos de diez a veinte turistas. Está vigente hasta el último día del año.

Michoacán espera la visita de un millón de fieles y sus esperanzas están puestas en que muchos de ellos se sientan atraídos por alguno de estos paquetes y lo compren. Todavía no hacen estimaciones de la derrama que esperan, pero su punto de referencia es el estado de Guanajuato, que en el 2012, con la visita de Benedicto XVI, registró ingresos por 719 millones de pesos.

Vamos a ver ahora qué tan bueno resulta Francisco vendiendo paquetes turísticos en tierras michoacanas.

Correo:garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:

Tajamar, Fonatur y el desastre

Xcaret, un proyecto de vida

Balanza turística, al rescate de los déficits