Opinión

El ‘México A’ triunfa sobre el ‘México B’

 
1
 

 

Oaxaca. (Cuartoscuro/ Reuters)

Ayer hubo dos datos discordantes de la economía y los mercados que llaman poderosamente la atención: el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa subió 0.22 por ciento y se situó en 45 mil 806 unidades; es decir, está muy cerca de sus niveles máximos de 46 mil y tantos puntos. también se supo que las pérdidas asociadas a los bloqueos en Oaxaca y Chiapas superan dos mil 600 millones de pesos. Así es: la Bolsa se acerca a sus niveles máximos; mientras Oaxaca, a sus mínimos.

¿Cómo es posible esto? ¿Qué caracteriza a México que es factible observar ambos procesos concurrentemente? Si algún extranjero quiere comprender a nuestro país, éste es un momento idóneo. A la vista se encuentra una yuxtaposición de escenas de la vida nacional que refleja la contradicción perenne que somos: una nación con altas capacidades para crecer económicamente, atraer inversión, forjar un escalafón de ascenso profesional meritocrático, legalidad, etcétera.

Sin embargo, al mismo tiempo el país incluye atributos culturales que reflejan una asignación de recursos de corte caciquil. Los maestros de Oaxaca que se oponen a la reforma educativa lo escenifican: quieren revertir el sistema de asignación de plazas por evaluación y regresar a aquel en el que son los individuos quienes deciden quién avanza y quién no. No obstante, debido a que la reforma educativa plasmó en la Constitución que esto último no puede ser así, ellos eligen un camino alternativo para ‘exigir’ sus ‘derechos’: bloqueos, manifestaciones, etcétera.

Los famosos ‘dos Méxicos’ no son uno de prosperidad y otro de rezago económico. Más bien uno tiene que ver con la asignación de recursos escasos a través de sistemas de medición transparentes; mientras otro tiene que ver con los caciques, los compadres y la asignación de dinero, plazas y recursos con base en qué tan bien le cae una persona al líder de cierto gremio.

La gran pregunta es cómo pueden resistir los ‘dos Méxicos’ estos momentos de tensión extrema, como el que vivimos actualmente; o, en otras palabras, ¿por qué la ingobernabilidad en Oaxaca y las pérdidas millonarias del comercio en esa región no tiran la Bolsa, no devalúan al peso y no nos quitan el grado de inversión?

La respuesta es porque va ganando el primer México: el ‘México A’. Económicamente esto es muy significativo, porque implica que el patrón de ascenso hacia la prosperidad es firme. Sin embargo, el triunfo del ‘México A’ sobre el ‘México B’ no está garantizado. Hay elementos de fragilidad e inestabilidad. Por ello, más nos vale a todos defender este triunfo, si no queremos llevarnos la sorpresa de que el ‘México B’ pueda regresar y afianzarse. Como en los peores momentos del Siglo XIX.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
La extraordinaria historia del presidente Santos
Clamor venezolano en Medellín
FEMSA Comercio no irá a la Bolsa pronto