Opinión

El meme de Trump

 
1
 

 

Donald Trump

¡Púdrete! Esto fue lo mínimo que se me ocurrió llamarle al multimillonario Donald Trump después de escuchar sus comentarios sobre México y los mexicanos. Tal vez es un comentario un tanto infantil, pero otras expresiones que seguramente muchas personas han considerado al escuchar a Trump son impublicables, aun para un hashtag en Twitter. Les recuerdo algunas de las joyitas expresadas en el discurso de Donald Trump:

“Cuando México envía a su gente, no envía lo mejor, no los envía a ustedes. Están enviando gente con montones de problemas. Están trayendo drogas, están trayendo crimen, son violadores y algunos, asumo que son buenas personas, pero yo hablo con guardias fronterizos y eso tiene sentido común”, dijo Trump. También el multimillonario prometió: “construiré un gran, gran muro en la frontera sur y haré que México lo pague”.

Y como muchos políticos estadounidenses, culpó del desempleo a México: “la gente no puede tener trabajo porque China tiene nuestros trabajos y México tiene nuestros trabajos”, aseveró.

Para políticos de la derecha siempre ha sido fácil culpar a los migrantes y a México del desempleo y la mala economía que aqueja a Estados Unidos. Pero a diferencia de los otros posibles candidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos, que tratan de usar su discurso de lanzamiento como una oportunidad de verse como un estadista y convencer al electorado que voten por ellos, en el caso de Donald Trump su discurso fue excepcionalmente desarticulado, desordenado, con un tono sarcástico y bastante ofensivo. Un bufón. Y lo increíble es que continuó con el mismo tono y argumentos en sus apariciones en medios durante el día.

Desafortunadamente habrá un grupo de electores que se identifiquen con los comentarios del payaso de Trump. Y tal vez el hecho de que es un multimillonario le permitirá tener más plataforma a las tonterías de Donald. Pero también, el que haya permitido que su forma de pensar se expresara sin filtro en la boca, lo pone a él y a sus seguidores en una situación incómoda. Más allá de los comentarios que hizo sobre México y los mexicanos, después de ese discurso ¿cuántos estarán dispuestos a defender públicamente la candidatura de Trump?

Trump y su candidatura se ha convertido en un chiste, en un meme viral, en una caricatura que refleja lo peor de la derecha estadounidense; una sátira que le dará material las 24 horas para los comediantes, cada vez que haga un comentario o una declaración.

Lo interesante es ahora considerar cómo debería de reaccionar México, los mexicanos que están en Estados Unidos, los mexicoestadounidenses ante el meme de Trump. ¿Cómo comentar sobre las idioteces que dijo Trump sin darle más relevancia de lo que se merece el duodécimo individuo que busca la candidatura de su partido?

Lo importante es no darle una plataforma para que pueda continuar el debate y que siga ofendiendo, usando los medios de comunicación. México se encuentra en buena compañía, ya que en este mismo discurso Trump acusó de mentiroso y de ser un líder inepto al presidente Barack Obama, tachó de viejito irresponsable al canciller John Kerry, ofendió a los chinos y al gobierno de Arabia Saudita.

Si el gobierno de México le va a responder a Trump, que sea un director de área, no el canciller o la Presidencia, en lugar de resaltar las tonterías –porque dijo muchas tonterías– y las ofensas a los connacionales. Lo increíble es que seguramente son estos “indeseables” los que trabajaron en los hoteles y edificios que lo hicieron rico.

El verdadero castigo a Trump surgirá en Estados Unidos. Denuncias de grupos hispanos ya se hicieron sentir minutos después de los pronunciamientos de Trump y seguramente lo acosarán por el resto de su campaña. Esto seguramente incitará a que por fin salgan a votar y que se sienta la presencia de los electores hispanos. Seguramente Hillary Clinton y su equipo de campaña ven en los comentarios de Trump el último paso que sellará el voto hispano a su favor. Y aunque Jeb Bush, que en su discurso dijo que buscaría la candidatura de su partido, subrayó la importancia de buscar resolver el problema migratorio de los millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, tendrá que justificar ante el electorado estadounidense cómo es posible que él pertenezca al mismo partido político que un personaje tan despreciable como el meme de Donald Trump.

También es hora de que se promueva un boicot en contra de los hoteles, intereses inmobiliarios y programas de TV de Trump.

Por lo tanto, Donald, sigue hablando y desprestigiándote más a ti y a la extrema derecha.

Además… ¡Púdrete!

Twitter: @Amsalazar

También te puede interesar:
100 días para recuperar credibilidad
Contra los violentos, la ley
Creo en el voto