Opinión

El magistrado que desafía a la Corte

   
1
  

  

Ariel Rojas Caballero

Ariel Rojas Caballero la trae con Enrique Peña Nieto. En su muro de Facebook (https://www.facebook.com/ariel.rojascaballero?fref=ts), postea y postea cosas donde el presidente es objeto de burla, crítica, sorna.

El domingo, para no ir más lejos, Rojas Caballero puso en esa red social un video que se titula 'Evidencia del daño cerebral de Peña', que no es otra cosa que la declaración del mexiquense de la semana pasada en la que manifiesta que regularmente bebe una gaseosa de conocida marca.

En medio de otros posts criticando al presidente, de plano el 4 de septiembre pidió la renuncia de EPN. Ese día, al opinar sobre un artículo de Luis Rubio (titulado 'Consecuencias'), Rojas Caballero escribió: “interesante análisis; sin embargo, advierto que EPN no tiene la estatura ni el liderazgo para hacer nada. Lo mejor es que renuncie y que otro personaje, como Meade, dirija el final del sexenio con sensatez y prudencia y no nos lleve a otra crisis económica”.

El muro de Ariel Rojas Caballero, ustedes pensarán, se parece a muchos que uno ve cualquier día a cualquier hora en Facebook. Salvo dos detalles.

Ariel Rojas Caballero no es un ciudadano más. Es un magistrado del Poder Judicial de la Federación. En concreto es un magistrado del Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Décimo Sexto Circuito.

Ustedes dirán qué saludable anda la división de poderes en México, que un magistrado publica tales cosas sobre el titular del Ejecutivo. Ahí entra el segundo detalle. Quizá (es hipótesis) lo que más le moleste del presidente a Rojas Caballero sea que Peña Nieto está a favor del matrimonio igualitario, mientras que el magistrado está en contra de eso que, ¿de verdad hay que mencionarlo?, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sancionado como válido y sobre lo cual hay jurisprudencia.

Rojas Caballero, magistrado de la federación, autor de libros de derechos humanos, opina y promueve en Facebook criterios contrarios a lo que ha dispuesto la Corte sobre el matrimonio.

Y eso, según entiendo (no soy abogado), podría contravenir la Ley de Amparo, que dice que una jurisprudencia de la Corte es obligatoria para los magistrados.

En vez de aceptar el matrimonio igualitario, en contra de lo que sentenció la Corte en su tesis 43/2015, cuando determinó que son inconstitucionales todos los códigos civiles que sólo contengan “hombre” y “mujer”, Rojas Caballero postea que “hay que sumarnos (a las marchas) para evitar que prosperen estas iniciativas y políticas que ponen en grave peligro a los niños al ser contrarias a la ley natural. A la clase política hay que enviarle un claro mensaje de que estamos en contra y que forzar las cosas traerá un alto costo”.

Rojas Caballero señala que “este movimiento de la sociedad civil en uso de las libertades de expresión y reunión no es una marcha de odio ni en contra de los derechos de nadie. Exige políticas públicas hacia la familia y el matrimonio. Biología no ideología y sobre todo respeto a la identidad sexual de los menores”.

Habrá que ver qué opinan en la Judicatura de lo que postea Rojas Caballero. ¿Es meramente ejercicio de libertad de expresión? ¿Debería abstenerse un magistrado de militar en contra de lo dispuesto por la Corte? ¿Queda comprometida su imparcialidad por lo que postea en Facebook? ¿Y si le cae un caso contra Peña, será un juzgador imparcial? ¿Qué hará si le cae un caso que implique a una pareja gay?

El debate apenas comienza, pero Rojas Caballero deja claro que está en contra de plenos derechos para los gays.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
El gobierno del vacío
El Presupuesto en 11 tuits, y bodas gay
CDMX, ¿listos para nueve mil presos menos?