Opinión

El INAI, el SAT y la mayor incautación de divisas en aduanas

 
1
 

 

¿Qué puedes deducir como freelancer?

Acontecimientos internacionales recientes (el Brexit, la llegada de Trump a la Casa Blanca) generan poderosas incertidumbres mundiales.

Se trata de situaciones “inesperadas” desde la lógica de la globalización como modelo económico de producción y a su vez de la “geopolítica” que ha de construir y asegurar equilibrios favorables a la paz mundial.

Al margen de las preocupantes consecuencias, esas polémicas decisiones colectivas son formalmente legales en tanto triunfaron en las urnas frente a sus alternativas. La democracia implica riesgos constantes y hasta peligrosos. Finalmente las mayorías pueden elegir experiencias sin precedentes. En ese contexto de economía global México se mueve como destino de inversiones, país importador y exportador y en ello las aduanas juegan un significativo papel en tanto que, lamentablemente, también es México un espacio de cruce incesante de personas y de operaciones ilegales de mercancías y dinero en efectivo (de diversas divisas). El Servicio de Administración Tributaria (SAT) por sus siglas, es un organismo con el carácter de autoridad fiscal, encargado de recaudar los impuestos así como de vigilar y asegurar el debido cumplimiento de las disposiciones fiscales y aduaneras. Las aduanas son oficinas gubernamentales situadas en puntos estratégicos, por lo general, costas, fronteras, terminales internacionales de transporte de mercancía como aeropuertos o terminales ferroviarias y están encargadas de controlar las operaciones de comercio exterior, con el objetivo de registrar el tráfico internacional de mercancías que se importen y exporten desde un país extranjero y cobrar los impuestos establecidos por ley. El pasado 18 de octubre de 2016 realizó una incautación histórica de 450 millones de dólares en la aduana de Toluca, capital del Estado de México, como fruto de un operativo destinado a la detección del tráfico ilegal de armas y de divisas; nos referimos al “Operativo Chimera”, promovido por la Organización Mundial de las Aduanas (OMA), el cual es aplicado en “carga aérea, de pasajeros, terrestre y despacho de importaciones y exportaciones”. Según el SAT la detección de 450 millones de dólares, es la “más grande de la historia registrada por los países miembros de la OMA en documentos”. De acuerdo con el SAT, la OMA señaló a México como uno de los países con mayor actividad durante el operativo, “en términos del número de informes de incautación reportados en la plataforma”. Así fue, como el país se colocó como punta de lanza a nivel internacional en la aplicación de procesos que permiten garantizar la seguridad nacional y combaten conductas ilegales, aseguró la Organización Mundial de las Aduanas (OMA).

Hace unos días el INAI instruyó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) dar a conocer el número de detenidos y nacionalidad de cada uno de ellos, en caso de haberlos, ciudad de origen y ciudad de destino del dinero, esto tras el aseguramiento de 450 millones de dólares americanos en la aduana de Toluca, Estado de México, eso después del requerimiento informativo de un particular y la negativa de acceso a la información por parte del sujeto obligado al clasificar la misma con el carácter de confidencial. Inconforme con lo anterior, el particular interpuso recurso de revisión ante el INAI, en el que manifestó su inconformidad con la reserva de la información solicitada. Derivado del análisis del caso, se logró determinar que en ninguno de los contenidos reclamados, permitiría identificar a persona o contribuyente alguno; es decir; por tanto, no podría actualizarse el secreto fiscal aludido por el sujeto obligado. Así las cosas, informar cómo fue encontrado el dinero, o para el caso concreto el pagaré no negociable por la cantidad de 450 millones de dólares, no se traduce en dar información confidencial, protegida por el secreto fiscal. Por lo que respecta a saber si existen o no detenidos por este caso, únicamente se solicitó saber el número de estos y sus nacionalidades, en caso de haberlos. O sea esa es información estadística que se debe entregar sin trabas. Finalmente, el Pleno del INAI instruyó al SAT poner a disposición del particular la información, en los términos requeridos, respecto del comunicado de prensa difundido el 18 de octubre de 2016, en el que anunció el aseguramiento de 450 millones de dólares americanos en la aduana de Toluca. Sin lugar a dudas, conocer la forma en que se incautan los recursos de procedencia ilícita mediante la información pública, permite rendir cuentas sobre las acciones que se están implementando para prevenir y controlar la corrupción.

Y desde la lógica de la globalización ello genera certezas públicas y privadas. Los inversionistas, importadores y exportadores deben saber cómo operan las aduanas de un país en el que hacen negocios de otra suerte huyen o dejan de invertir.

El autor es comisionado del INAI.

También te puede interesar:

Transparencia de gastos por eventos en sede o en espacios alquilados

Archivos accesibles. Clave de certidumbre política y económica

El INAI y el “salario mínimo” (indicador económico y promesa social)