Opinión

El impacto del alza
en las tasas

 
1
 

 

ME. El reto de proyectar confianza en Banxico.

Al medio día de hoy se va a anunciar que la Junta de Gobierno del Banco de México decidió aumentar la tasa de interés de referencia.

Las opiniones todavía están divididas respecto a si será igual al aumento de la Fed, de un cuarto de punto, o si será de medio punto.

Personalmente creo que será de medio punto el movimiento y que la tasa terminará el año en 5.75 por ciento.

¿Qué implicaciones tendrá este incremento? ¿En qué medida encarecerá el crédito y frenará la actividad económica? ¿En cuánto impactará en la paridad del peso frente al dólar?

La tasa de interés más usada para calcular el costo de los créditos es la TIIE de 28 días. Hoy está a 5.60 por ciento. Al comenzar el año estaba en 3.3 por ciento. Es decir, ya hubo un incremento de 2.3 puntos porcentuales y quizá pueda subir un poco más.

En el extremo de que aumentara en tres puntos, hay que diferenciar el impacto.

Un alza en los costos de las tarjetas de crédito, que, por ejemplo, subiera la tasa de 27 por ciento en enero de 2016 a 30 por ciento en este mes, tiene un impacto relativamente menor.

Imagine que tiene una deuda de 50 mil pesos. Con la tasa que tenía al comenzar el año pagaba un interés mensual de mil 125 pesos. Con el alza pagaría mil 250 pesos.

El incremento de 125 pesos al mes equivalente a 0.25 por ciento del valor de su deuda, casi será imperceptible.

En el otro extremo, si se trata de una empresa grande que pagaba una tasa de TIIE más tres puntos, el impacto es diferente. En enero pagaba cinco mil 250 pesos de intereses mensuales por cada millón de pesos de deuda. Ahora pagaría siete mil 166 pesos mensuales. El incremento en el monto es de 36 por ciento.

El ajuste de tasas será más importante en la medida que el usuario del crédito hubiese tenido tasas más bajas y que éstas sean variables.

El impacto será sobre todo para el gasto de inversión y aun de capital de trabajo de las empresas más grandes. Y será mucho menor el que tenga en el costo de los créditos para el consumo.

Como ahora este último es el que empuja la actividad económica, el efecto recesivo del alza será moderado.

Respecto al tipo de cambio, tampoco espere cambios significativos.

Ayer por la noche el dólar estaba en 20.47 pesos, por la mañana abrió en 20.27. Con todo y el alza en Estados Unidos, el encarecimiento de la moneda norteamericana fue de 1.0 por ciento.

Por lo mismo aun un alza de medio punto en las tasas no creo que baje significativamente el valor del dólar. Nos mantendremos todavía en el rango de 20.20 a 20.70 que hemos tenido desde hace varias semanas.

La conclusión es que los ajustes, el que ya hizo ayer la Fed y el que hoy hará el Banco de México, no van a alterar de manera importante la trayectoria económica.

Para validar las proyecciones que se han hecho aquí y allá, tendremos que esperar el 20 de enero y las acciones que sigan a la toma de protesta de Donald Trump.

La incertidumbre que ese cambio produce ya nos pegó. Pero es mejor que aún existan interrogantes, antes que la certeza de que la economía mexicana se verá seriamente afectada.

Ayer la Cepal estimó que la economía mexicana caería 2.7 por ciento en caso de que Estados Unidos decidiera cancelar el TLCAN.

Afortunadamente eso no es un hecho, y también es posible que nos vaya aun mejor si la economía norteamericana crece más, como ayer anticipó la Fed.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
La oportunidad que nos da la informalidad
Un dólar estable… e incierto
Nuestra impaciencia