Opinión

EL IMCP COMUNICA: Acuerdos conclusivos

C.P.C. Angélica Gómez Castillo.
Vicepresidenta de Relaciones y Difusión del Instituto Mexicano de Contadores Públicos A.C.

El 27 de diciembre de 2013, en el Diario Oficial de la Federación, la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) dio a conocer los lineamientos que regulan el procedimiento para la adopción de los acuerdos conclusivos.

Una de las ventajas de estos acuerdos consiste en que se dota de mayor peso a la actuación de la Prodecon, ya que serán un medio alternativo para solucionar controversias entre el ejercicio de facultades de comprobación de la autoridades fiscales y el contribuyente, en donde este último deberá solicitarlo ante la Procuraduría, a fin de coadyuvar en la fijación de una postura relacionada con algún aspecto controvertido, o para encontrar la manera de autocorregirse sobre un punto determinado. En cualquier caso, por medio de estos acuerdos conclusivos, se prevé que se otorgue seguridad jurídica a las partes, en virtud de que si la resolución que se alcance en el mismo es favorable para el contribuyente, la autoridad no podrá interponer juicio de lesividad en su contra y, por el contrario, si la resolución es favorable para la autoridad fiscal, el contribuyente ya no podrá interponer juicio o recurso en su contra.

El contribuyente que se encuentre sujeto a procedimiento de comprobación, podrá acudir en cualquier momento a solicitar la adopción del acuerdo conclusivo, es decir, desde que se le notifique la orden hasta antes de que le sea notificada la resolución definitiva que determine, en su caso, las contribuciones presuntamente omitidas. La Prodecon intervendrá en todo momento para cuidar que el procedimiento para llegar al acuerdo conclusivo se desarrolle de manera transparente y, con ello, se preserve el cumplimiento de las disposiciones jurídicas aplicables, esencialmente, en lo que se refiere a los derechos de los contribuyentes; por lo tanto, la Procuraduría actuará como intermediaria entre la autoridad y el contribuyente, siendo facilitadora y testigo para la adopción del acuerdo conclusivo.

Con los acuerdos conclusivos los contribuyentes cuentan con la Prodecon como un medio alternativo para regularizarse, si es que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) identifica alguna omisión.

Así, es más fácil que los contribuyentes regularicen alguna situación fiscal y cumplan con sus obligaciones fiscales. El SAT quiere que sea un trámite transparente y justo, por eso la Prodecon cumplirá con un papel de intermediación, para que haya un mejor acuerdo entre el SAT y el contribuyente que quiera regularizar su situación.
Por medio de los acuerdos conclusivos se puede solucionar, anticipadamente, diferendos con el SAT. Ahora se tiene la posibilidad de lograr un acuerdo legal con la autoridad y no solo de regularizarse. Con un acuerdo conclusivo se tiene derecho, por única ocasión, a que sean condonadas 100% de las multas. No es limitativo, y se pueden ejercer acuerdos conclusivos, subsecuentemente. Ya no se tiene que esperar el trámite de una auditoría, todos ahorran tiempo y se cumple fiscalmente. Acciones como estas, sin lugar a dudas, representan una verdadera novedad y avance para nuestro sistema fiscal.

Para la Contaduría Pública resulta de suma importancia fortalecer y promover la figura de los acuerdos conclusivos; en primer lugar, porque como asesores fiscalistas, al estar cerca de nuestros clientes, es decir, los contribuyentes, nuestra postura de adopción de dichos acuerdos permite que por medio de la Prodecon todo diferendo entre el contribuyente y la autoridad sea resuelto en un clima de mediación, mismo que se traduce en apoyo al pagador de impuestos así como al SAT, evitando pleitos y controversias que resultan costosos y representan para ambas partes el recorrer un largo y complicado camino para llegar a una resolución.

Por ello, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, coadyuvando en la difusión de acciones en materia fiscal, el pasado jueves 16 de enero de 2014, firmó con la Prodecon y el Colegio de Contadores Públicos de México, un convenio de colaboración que establece las bases generales para trabajar en conjunto, con la finalidad de difundir una nueva cultura contributiva en el país, generar acciones para la difusión y el intercambio de información, documentación y materiales que desarrollen entre ellos, dar espacios para la publicación de artículos y estudios relevantes en materia tributaria y cultura contributiva; así mismo, analizar las propuestas de modificación a las disposiciones fiscales, logrando con ello una participación activa que se traduce en beneficios tanto para los contribuyentes, las autoridades fiscales y nuestra profesión.