Opinión

El gobierno de EU y su errónea lectura del déficit comercial con México

 
1
 

 

TLCAN

En repetidas ocasiones el presidente Trump ha dicho que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ha sido el peor acuerdo comercial jamás suscrito por Estados Unidos. También sostiene que, en la relación comercial, México ha tomado ventaja de su vecino del norte.

Según Trump, ambas afirmaciones tienen sustento en el hecho de que Estados Unidos tiene un déficit comercial con México de alrededor de 60 mil millones de dólares.

El razonamiento de Trump es erróneo. Sería muy bueno que él o sus asesores tomaran un curso de economía básica. Cualquier estudiante de economía de los primeros semestres de la carrera sabe que el déficit comercial de un país no lo determinan los acuerdos comerciales y que no necesariamente es algo negativo. Estados Unidos mantiene déficits no solamente con México, sino con más de 100 países; tiene un déficit comercial en su relación con el resto del mundo. La razón de este déficit se explica por equilibrios macroeconómicos. Simplemente, Estados Unidos ahorra menos de lo que invierte y por eso tiene un déficit comercial. Si la administración Trump rompe la relación comercial con México con el fin de disminuir el déficit lo único que va a lograr es que ese déficit se traslade a otros países. La única manera en la que podrán reducir el déficit es ahorrando más. Y, paradójicamente, la administración Trump planea hacer lo contrario, es decir, aumentar el déficit fiscal, lo que implica ahorrar menos.

Además, la lectura que tiene la administración de Trump del déficit que su país tiene con México es equivocada. En primer lugar, dicho déficit oculta una profunda relación comercial. Más importante que ese déficit de 60 mil millones de dólares es el hecho de que el comercio entre ambos países es superior a los 500 mil millones de dólares. Estados Unidos exporta a México bienes y servicios por un monto aproximado de 220 mil millones de dólares al año. Es el segundo país al que más exportan, con niveles muy similares a Canadá que ocupa el primer lugar. De hecho, Estados Unidos exporta más a México que a Japón, Alemania, Reino Unido y Corea de Sur… ¡juntos! Trastocar la relación comercial entre los países del TLCAN afectaría negativamente a las tres naciones de tal suerte que, en términos netos, saldrían afectados consumidores y productores en las tres economías.

Si analizamos el contenido de las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos, podemos ver que la cifra del déficit también oculta otra realidad económica. De acuerdo con un estudio de economistas de la Comisión de Comercio de Estados Unidos y de la Universidad de Columbia, los bienes que México exporta a su vecino del norte contienen un promedio de 40 por ciento de insumos de Estados Unidos.

Un estudio que realizamos en Bancomer muestra que sin tomar en cuenta a Michigan y California (los estados que concentran el comercio de cadenas de valor en automóviles —productos con un alto contenido de insumos de Estados Unidos— y que representan 87 por ciento del déficit comercial de Estados Unidos con México), el vecino del norte tendría un superávit comercial con nuestro país.

La relación comercial entre México y Estados Unidos ha sido benéfica para ambos países. Poner obstáculos a esta relación dañaría a ambas naciones y constituiría un grave error de política económica. De hecho, recientemente se han acumulado signos de moderación en la posición de la administración Trump respecto al TLCAN. Creo que esta posición más pragmática podría en parte responder al hecho de que comienzan a darse cuenta que el Tratado ha sido benéfico para todos los miembros.

El autor es economista Jefe de BBVA Bancomer.

También te puede interesar:
Inflación y política monetaria en 2017
¿Por qué aumentó Banco de México la tasa de política monetaria?