Opinión

El GIEI mintió con dolo sobre los 43

1
   

   

GIEI

Con el tercer peritaje se confirma la trágica noticia de que la mayoría de los normalistas secuestrados por la Policía de Iguala fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula.

Y queda de manifiesta la mala fe y la agenda política antimexicana de los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que por casi un año han engañado a los padres de los normalistas, al decirles que posiblemente sus hijos estuvieran vivos.

¿Por qué el GIEI mintió de tal manera, que llegó a confundir incluso a gente de buena fe?

El GIEI engañó a los padres de los normalistas con una falsa esperanza de vida, con fines inconfesables.

¿Qué pretendían con su engaño?

¿Decir al país y al mundo que el Ejército Mexicano es asesino?

¿Liberar a los perredistas y criminales presos por ese horrendo homicidio colectivo?

¿Montar una confusión brutal en materia de derechos humanos, de la que sólo su candidato presidencial podría redimirnos?

¿O blindarse ante procesos que al menos dos de sus miembros tienen en otros países?

Se decían 'víctimas' de una campaña de desprestigio en México, mientras fabricaban mentiras con un caso extremadamente doloroso.

El tercer peritaje demuestra que todo lo que se escribió de ellos era verdad. Impostores y defraudadores.

Pues no, no fue “el Estado” el que secuestró y mató a esos jóvenes.

Hay cerca de 130 presos por ese crimen cometido por autoridades políticas, mandos policiacos locales y un cártel del crimen organizado que trabajaban en complicidad.

Con el tercer peritaje está demostrado que los miembros del GIEI mintieron a México y al mundo cuando dijeron que habían obtenido fotos satelitales del 27 de septiembre de 2014 en las que “se prueba que no hubo incendio en el basurero de Cocula”.

Pues resulta que sí hubo incendio. Y en la recolección de restos óseos se tiene evidencia que en el basurero de Cocula fueron incinerados cuando menos 17 cuerpos.

EL FINANCIERO presentó el año pasado la foto del satélite Terra de la agencia aeroespacial de Estados Unidos (NASA), en la que se revelaba que los días 26, 27 y 28 de septiembre de 2014 había nubosidad sobre Cocula, por lo que era imposible decir, a través de una foto de satélite, que hubo o no hubo incendio.

¿Por qué mintieron? ¿Por qué nunca enseñaron la foto satelital que decían tener?

Habían dicho que los normalistas no pudieron ser incinerados en ese basurero, apoyados en la opinión de un experto que estuvo 20 minutos en el lugar. El GIEI sabía que eso no era concluyente, y lo sostuvieron como verdad absoluta… que se ha derrumbado luego de un peritaje serio y con pruebas científicas.

Ahora los miembros del GIEI quieren una prórroga para seguir en México hasta después de abril, a pesar de no haber llegado a ninguna conclusión en el plazo que ellos mismos se fijaron.

Si no era verdad la incineración de los cuerpos de los normalistas, cuyos restos fueron arrojados al río San Juan, ¿cuál es la verdad a la que ellos llegaron? O una aproximación por lo menos.

Nada. Ellos han querido en todo momento linchar a México y para ello se valieron de la desgracia de 43 jóvenes pobres, manipulados por dirigentes sin escrúpulos que los mandaron al matadero.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Los culpables de la crisis ambiental
No Circula, otro apretón a los cumplidos
Hay que sacar a 50 mil presos