Opinión

El futuro de Volkswagen Bank México

 
1
 

 

[Durante 2013 se colocaron 62 mil 619 unidades de lujo, 0.8 por ciento más que el año anterior, siendo el Passat de VW el más vendido./Cuartoscuro]

En plena crisis financiera y automotriz internacional, en 2008 nació el banco de Volkswagen en México. En nuestro país se vivían los efectos también de la turbulencia, que se incrementó con la alerta sanitaria por el virus de la influenza. Pero aun así las expectativas del grupo alemán, con la apertura de la institución bancaria, eran de lo más optimistas.

Casi cuatro años seguidos registraron pérdidas constantes, pero de 2011 a la fecha ha duplicado el número de créditos automotrices otorgados, de 25 mil a 52 mil, aunque el monto de los depósitos a plazo se ha mantenido en promedio en el rango de los mil millones de pesos.

Con este panorama, la automotriz teutona ha trabajado para ser un banco personalizado, sin sucursales, enfocado en nuevas tecnologías, lo cual le ha permitido tener las mejores calificaciones ante Condusef.

En crédito automotriz tiene 9.0, en cuenta de ahorro obtuvo 10 y en pagaré con rendimiento liquidable al vencimiento 9.5.

Pero ahora, tras el escándalo por el engaño en el uso de software que notifica que el auto contamina menos, cuando no es así, la marca y su imagen han caído por los suelos y, con ello, podría iniciar una etapa de presiones para la operación de la institución bancaria.

En México aún no entregan información que la Profeco les solicitó sobre si comercializó vehículos con ese software manipulado. Habría que esperar si los hay y cuántos fueron financiados por el banco, lo que afectaría más su imagen.

El banco ya recibió la primera señal de advertencia. La agencia Moody’s cambió la perspectiva de las calificaciones de deuda senior quirografaria de largo plazo de Volkswagen Bank a 'negativa', cuando se encontraba en 'estable'.

Aunque los indicadores muestran altos niveles de capitalización, de 15 por ciento, buenas reservas y cartera vencida adecuada, habrá que esperar cuánto tiempo puede resistir el banco la caída del otorgamiento de crédito para autos de esa marca, que es una de sus principales fuentes de ingresos.

Como en su momento nos dijo el entonces director del banco, el objetivo en el mercado mexicano es ser la primera opción del concesionario en la compra de un auto y, sobre todo, permanecer más de 70 años, como en Alemania, por lo que de presentarse algún efecto negativo, consecuencia de lo que hoy vive la armadora, no habría duda de que la matriz respaldaría a su filial, al menos es lo que le han mencionado a algunas autoridades y en lo que coincide Moody’s.

Claro que a lo mejor nos preocupamos de más, porque al más puro estilo mexicano, este escándalo no lo afecta nada en México, pues mientras pase la verificación, qué importa que hayan hecho fraude. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
El negocio del futbol y la banca
Retan Sofomes a otros jugadores
Ventas por teléfono, el engaño