Opinión

El desplome de Nextel México

Es una verdadera pena que una empresa relevante del sector telecomunicaciones, como Nextel México, se haya venido abajo tan estrepitosamente. Y es una pena porque si uno echa un vistazo a la historia reciente, apenas hace cinco o seis años esta empresa solía aparecer consistentemente en los listados de las empresas de mayor crecimiento, de las socialmente más responsables, de las más innovadoras, de las que tenían el mejor equipo directivo. Decenas de reconocimientos otorgados por publicaciones así lo dejaron asentado. Ya no.

Ahora Nextel México está a punto de entrar en una fase de venta en la que el precio no será el mejor, porque ha perdido consistentemente participación de mercado y suscriptores, y los ha cedido a Iusacell y a Telcel, el agente preponderante.

Todo ocurrió en 2013. Para inicios del año pasado esta empresa vendía 514 millones de dólares al trimestre. Pero hacia fin de año la venta se había desplomado a 382 millones. A principios de este año la empresa declaraba que urgía “estabilizar México”, refiriéndose al deterioro de su desempeño.

Esta empresa entró en una espiral sumamente compleja. De hecho, la firma Frank and Bianco LLP se ha dado a la tarea de investigar un fraude en NII Holdings, la empresa dueña de Nextel México, diciendo que se realizaron “declaraciones falsas y engañosas” acerca de las “perspectivas operativas y financieras de la compañía”. De manera puntual, la firma revela que Nextel México falló en actualizar su infraestructura de red para reemplazar a su obsoleta red iDEN en México. También asegura que hace tiempo que las perspectivas de Nextel México se deterioraron dramáticamente. No obstante, NII Holdings continuó consolidando y manteniendo “valores inflados artificialmente” en su balance general.

Nextel México se desploma. Sus ventas cayeron 26 por ciento en el primer semestre del año. Sus clientes descienden (122 mil menos respecto del primer semestre del año pasado). Su infraestructura de red no es la más nueva, de acuerdo a lo arriba descrito. Y las presunciones de fraude suben de tono. Una pena. La bancarrota de NII Holdings es inminente, como se anunció, y la venta de todo el negocio en México casi una realidad. ¿A qué precio? ¿Quién la comprará?

Si se pagaran seis veces las ventas anuales, al nivel reportado en el estado de resultados liberado el lunes, y en condiciones razonables, Nextel México podría ser comprada en nueve mil millones de dólares. Pero eso parece que es muchísimo, sobre todo si se incorpora la tasa a la que está perdiendo clientes y el tema del posible fraude. De tal suerte, la empresa que encabeza Salvador Álvarez deberá apresurarse a vender para que no le castiguen aún más el precio.

Twitter: @SOYCarlosMota