Opinión

El desafío de
sanear al IMSS



“Hay dos clases de economistas: los que quieren hacer más ricos a los ricos y los que queremos hacer menos pobres a los pobres”

José Luis Sampedro

En los últimos días este rotativo ha dado cuenta de la complicada situación que encara el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Se trata, con mucho, de la institución que más contribuye a atenuar los bajos ingresos de buena parte de la población, pues como se dice, enfermarse siempre es un mal negocio.

La realidad es que la entidad al frente de José Antonio González Anaya ha hecho más con lo mismo, pues el número de derechohabientes crece, así como el costo de atender enfermedades crónico degenerativas, pero no así la red de hospitales, médicos y enfermeras.

El IMSS es el sistema de salud más grande en México, ya que tiene una base de 58 millones de derechohabientes que ahora con el programa IMSS-Prospera subirá a 70 millones, lo que significará un reto mayor, sin considerar las pensiones que deberá pagar.

Como refirió González Anaya esta semana ante los legisladores, en un día típico, el IMSS realiza cerca de medio millón de consultas médicas, mil 200 partos, además de cuatro mil operaciones quirúrgicas, 58 mil urgencias, y de paso atiende en sus guarderías a más de 200 mil niños y paga pensiones a más de 3 millones de mexicanos. Todas cifras impresionantes.

El caso es que a pesar de un gran esfuerzo recaudatorio el IMSS, que después del SAT es el que mejor cobra, desde 2009 mostró un acelerado deterioro financiero, a grado tal que esta administración recibió a esa entidad con un déficit de caja anual de 24 mil millones de pesos.

La buena noticia es que a través de la mejora en su gestión González Anaya y su equipo han logrado bajar ese déficit a la mitad, pero no es suficiente.

Y es que a la par del reto financiero el IMSS debe elevar la calidad de los servicios, y eso solo se logrará con más recursos.

El Congreso tendría que revisar todas aquellas iniciativas que han quedado en la congeladora para elevar los ingresos del IMSS, como aquella que levantó ámpula en su momento entre el empresariado y que buscaba homologar el registro que se tiene de los trabajadores entre lo que se les retiene de impuestos, y lo que se paga de cuotas a esa institución.

En fin, las reformas estructurales en telecomunicaciones y energía traerán cosas buenas para México, pero en los afanes de cada día un cambio en el IMSS en este sexenio sería reconocido por los que menos tienen.

Jesús Vizcarra, mandamás de Grupo Sukarne, estará de gala hoy ya que la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), de José Antonio Cifrián, acreditará los 14 laboratorios clínicos Salud Digna para Todos (IAP), pertenecientes al empresario sinaloense, lo que los certifica en áreas como química clínica, inmunología e inmunoquímica, gracias al cabal cumplimiento de la norma ISO IEC 15189 a nivel internacional. Dicha norma prevé todo lo necesario para la obtención, transportación y almacenamiento de nuestras clínicas bajo los más altos estándares de higiene, temperatura y calidad, con personal capacitado y equipo confiable; y en donde por cierto, actualmente sólo 68 laboratorios de los 5 mil 500 que operan en México, cumplen con esa acreditación.

Quien al parecer se quedó corta en su informe ante el Consejo de Reconstrucción en Guerrero, donde asistieron 7 secretarios de Estado y otros funcionarios involucrados, fue la titular de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga, quien a falta de logros de su dependencia se cuelga de lo que hacen otros, como es la construcción de viviendas que realiza la Sedatu. ¿Habrá sido una equivocación o de plano no tenía nada que informar?

Nada que en el marco del Congreso Mundial de Empresas Petroleras Nacionales, capítulo de Las Américas, que se realiza en Cancún, Quintana Roo, Pemex firmó un memorándum de entendimiento con la empresa Petronas, la empresa de petróleo y gas de Malasia, para impulsar proyectos de inversión en aguas profundas, campos maduros, crudos pesados e infraestructura de gas. Durante la firma del memorándum Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex, destacó que la presencia de 35 países en este congreso internacional es reflejo de la confianza de las empresas petroleras en las oportunidades de negocio e inversión que ofrece la Reforma Energética que abrirá más espacios para el capital privado, ya sea con el gigante petrolero mexicano o bien para incursionar en forma individual a partir de los resultados de la Ronda uno.

Resulta que el Instituto FONACOT al mando de César Martínez Baranda ha estado muy activo en la colocación de créditos a los trabajadores en Michoacán, lo que fue reconocido ayer por el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, quien fungió como testigo de honor en la firma de Convenio de ese instituto con el Gobierno del Estado de Michoacán y empresarios de la entidad. El convenio de colaboración tiene como objetivo extender el crédito FONACOT entre los trabajadores de esa entidad, y por lo pronto de enero a agosto pasados se han otorgado en Michoacán más de 27 mil créditos por 115 millones de pesos de un total de 38 mil créditos por un monto de 155 millones, lo que representa un avance de 75%, en beneficio de más de 75 mil trabajadores y sus familias, además que en 20 meses ha otorgado créditos a casi 295 mil trabajadores michoacanos.

Ingenieros Civiles Asociados (ICA), quien recientemente cumplió 67 años de vida, sigue ganando reconocimiento internacional. Le comento que Dow Jones en su Índice de Sustentabilidad de los Mercados Emergentes 2014-2015 (DJSI, por sus siglas en inglés), seleccionó a la constructora que comanda Alonso Quintana en ese indicador con lo que se coloca como la única empresa en el rubro de la infraestructura y la construcción de toda América Latina. La evaluación del DJSI, en la que participaron más de 3 mil empresas de todo el mundo, contempló un análisis de los resultados financieros, ambientales y de gobierno corporativo. Como le digo, esa mención es un reconocimiento para todo el sector, y por supuesto, para la ingeniería mexicana.

Correo: rogeliovarela@hotmail.com