Opinión

El costo del tamaño

1
  

   

Salomón Chertorivski Woldenberg. (Braulio Tenorio/Archivo)

Pues otra vez hay que interrumpir el flujo normal de esta columna, por la insistencia del secretario de Desarrollo Económico del DF, Salomón Chertorivski. El pasado 9 de septiembre escribí en este espacio que “el fracaso económico está en México, Jalisco, DF y Veracruz”, porque esas cuatro entidades representaban 44 por ciento del PIB nacional en 1985 y ahora sólo llegan a 38 por ciento. El lunes 14, Chertorivski respondió, de forma poco comedida, argumentando que lo que debe medirse es el empleo, y que en eso el DF está muy bien, y que en cualquier caso, la comparación debería hacerse con PIB per capita y no en datos absolutos.

En mi primera respuesta, el martes 15, le decía que el dato de Chertorivski acerca del empleo formal en el DF no coincide con el de Inegi. Según él, la ciudad de México es “la que más riqueza distribuye bajo la forma de trabajo formal. Aquí se ocupan 3.6 millones de mexicanos…” con lo que daba a entender que se refería a 3.6 millones de trabajadores formales. Pero no es así, la mitad de esa cifra son informales, como lo comenté el martes. Ayer regresa a la cifra, nuevamente sin aclarar que no se trata de empleo formal únicamente. Precisamente por eso, como dije el martes, no es conveniente intentar usar el empleo como referencia.

Tampoco creo que convenga usar el PIB per capita, porque la migración entre entidades es muy rápida, y eso altera los resultados. Pero entiendo que Chertorivski quiera usar este indicador, porque como el DF ha perdido población durante la última década, aunque no creciese la actividad, el PIB per capita lo haría. El crecimiento poblacional del DF, de 2003 a 2013 es de -0.1 por ciento anual, según datos de Conapo. El crecimiento poblacional del país es de 1.3 por ciento. Así que al comparar PIB per capita, el DF obtiene 1.4 puntos “gratis”, y en lugar de estar en lugar 20, pasa a tercer puesto. Ninguna otra entidad pierde población, pero las que crecen menos en esa década son Oaxaca, Michoacán, Guerrero y Veracruz. Buena compañía, si de desempeño económico hablamos.

El DF es, sin duda, la entidad con mayor PIB del país, absoluto y per capita, y una de las más grandes en población. Nadie ha puesto eso en duda, ni podría hacerlo. Mi argumento, desde el inicio, ha sido que el magro crecimiento económico del país depende en gran medida de lo que ocurra en las entidades más grandes, por simple aritmética. Si éstas no crecen, aunque otras lo hagan, no compensan el estancamiento de las mayores. Y cuatro de las cinco entidades con mayor peso económico al final de la época anterior (DF, Estado de México, Jalisco y Veracruz) han crecido poco desde entonces, y con ello hunden el promedio nacional. Ése era, y sigue siendo, mi argumento.

No encuentro nada, en lo que Chertorivski ha escrito, que desvirtúe esta afirmación, y sí veo muchos intentos de descalificar al columnista, más que discutir las ideas. Es un estilo que parece normal en la izquierda nacional (ya lo he sufrido con otros), y que yo no comparto. Espero que mis afirmaciones hayan quedado claras, y que pronto sean anuladas con un crecimiento contundente en el DF. Si eso ocurre, le aseguro, no será mediante empleos, sino a través de más creación de riqueza con más empresas. Entiendo que el empleo sea “dato rey”, como lo ha llamado Chertorivski, para la vieja economía industrial. Pero eso es precisamente lo que el DF ya no es, ni volverá a ser.

Y ahí la dejamos, porque usted y yo estamos revisando el Presupuesto, y hay mucho trabajo por delante.

El autor es profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Seguridad
Glorias pasadas
Populistas