Opinión

El candidato de
los medios

  
1
  

  

ph

El seguimiento al comportamiento de los medios respecto de su cobertura de los principales personajes mencionados como precandidatos presidenciales revela que sí hay preferencias.

O para decirlo de manera más coloquial y menos categórica: hay precandidatos que tienen muy buena prensa.

Y mientras el gobierno echa su resto con la publicidad oficial a fin de año –por la veda del primer semestre–, ésta no se ve reflejada en una mejor cobertura de los posibles candidatos de Los Pinos.

El que tiene mayor cobertura y mejor tratamiento en los medios de comunicación impresos y electrónicos es, de calle, Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el monitoreo que realiza la Central de Inteligencia Política de 35 diarios, 35 canales de televisión y 30 emisoras de radio que mencionan a los presidenciables, López Obrador sólo tiene –en noviembre– uno por ciento de cobertura negativa. (EL FINANCIERO, martes 6)

A través de tecnología desarrollada por la empresa Eficiencia Informativa, se seleccionan cada una de las menciones de los presidenciables y de manera automatizada van a los casilleros de negativa, neutra, positiva.

López Obrador es el que, con mucho, tiene la mayor cobertura en radio, prensa y televisión, con 368 puntos.

Al contrario de lo que expresó en su entrevista con Carlos Loret, AMLO es el consentido de los medios.

Del total de notas reportadas 73 por ciento son neutrales, 26 por ciento positivas y sólo uno por ciento negativas.

Tener mucha información neutral es, a fin de cuentas, positivo: se habla mucho de él, y no mal. Excelente para un político: estar en la mente de los lectores, televidentes o radioescuchas, sin que se hagan notar sus defectos, errores u omisiones.

¿Qué pasa con AMLO y los medios? Antes decía que sólo hablaban mal de él, pues estaban en una conjura para no dejarlo llegar. Ahora, en todo caso, es al revés.

A López Obrador ya se le percibe como posible presidente, y que tiene la mano pesada. Le tienen miedo y no quieren despertar su ira. Además, ya no hay medios críticos que le hagan un contrapunto sistemático.

El segundo presidenciable con mayor cobertura es José Antonio Meade, pero es debido a su trabajo como secretario de Hacienda, lo que le reporta una carga de cobertura negativa de 29 por ciento.

Donde encontramos un fenómeno destacable es en la cobertura mediática del tercero más 'placeado' en radio, televisión y prensa: Ricardo Anaya.

Tiene 323 puntos cobertura y sólo 19 por ciento de notas negativas. Esto implica una vuelta de campana a cómo estaba Anaya un mes antes.

Su cobertura es la que más información positiva tiene de todos: 50 por ciento. Respecto a octubre, pasó del último al primer lugar en cobertura positiva: creció 138 por ciento.

Algo bueno hizo el presidente del PAN para que los medios cambiaran su percepción de ampliamente negativa (por el tema de la casa en Atlanta) a positiva.

Y eso que hizo Anaya fue ponerse el overol, acumular paciencia y argumentos, recorrer medios y concertar reuniones con líderes de opinión para explicarles su situación patrimonial sin regatear datos ni tiempo.

Así van. Así los ven los medios.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:

Políticos, saña contra medios
El INE atraca a Moreno Valle y apapacha a AMLO
El vecino juega a la guerra