Opinión

El cambio organizacional

Mtra. Alejandra Apiquian Guitart*

Las organizaciones contemporáneas se encuentran dentro de un ambiente dinámico, por lo que para competir y enfrentar los desafíos que se les presentan deben adaptarse de manera rápida e inmediata.

En estos procesos de transformación se generan sentimientos y emociones que afectan el desempeño, la productividad y por supuesto la satisfacción de las personas que pertenecen a las organizaciones.

Resistirse a los cambios es una reacción humana perfectamente “normal”. Esto se debe principalmente a que las personas buscan la certidumbre, pues ésta brinda seguridad y tranquilidad. Por su parte, el cambio nos enfrenta a lo desconocido, lo incierto y lo indefinido, por lo que la primera reacción emocional que se experimenta es el miedo.

Otra reacción emocional que se ha podido analizar en los procesos de cambio organizacional es el enojo, sentimiento que experimenta el individuo como resultado de frustraciones y que puede manejarse desde un punto de vista positivo para alcanzar objetivos de desarrollo personal e incluso organizacional; sin embargo, cuando el enojo deja de ser transitorio, o se reprime y se convierte en resentimiento, genera conflictos interpersonales que afectan negativamente el desarrollo de la organización.

Para gestionar los cambios dentro de las organizaciones, los líderes deben investigar las razones por las que se genera resistencia. Por lo general, las principales causas por las que surge la resistencia hacia los cambios dentro de las organizaciones es la falta de información y la mala comunicación, ya que se generan falsas expectativas y percepciones erróneas en los colaboradores.

Es importante destacar que el cambio se puede realizar siempre y cuando se trate de una estrategia planificada y dirigida, pues cuando se introducen cambios espontáneos la situación se complica, creando más dificultades en el proceso.

Para finalizar es importante destacar que uno de los principales retos a los que se enfrentan los directivos y líderes empresariales de la sociedad actual, es el poder considerar el cambio como algo natural, necesario e indispensable dentro de la organización, y por lo tanto será su labor impulsar el desarrollo de la adaptabilidad como competencia fundamental de su capital humano.

*Coordinadora de Psicología Organizacional de la Universidad Anáhuac.