Opinión

El 'bullying'

   
1
  

   

Causa en común, por una ciudadanía responsable

“Lamentablemente a veces se escuchan más las voces que vienen de la propia sociedad civil que condenan -la propia María Elena (Morera) lo señaló en su discurso-, que condenan, que critican y que hacen bullying sobre el trabajo que hacen las instituciones del Estado mexicano, y perdón que lo diga y aquí entramos en un problema mucho más grave y crítico, queremos actuación responsable y eficaz de las instituciones a las que todos los días, o casi todos los días, pretendemos desmoronar, descalificar, especialmente a los integrantes de las corporaciones policiacas.

“Escuchamos muchas veces las voces que con valor y valentía son críticas a los esfuerzos vanos e ineficaces al combate a la inseguridad, y muy pocas voces escuchamos cuando hay algo digno que reconocer en la tarea de las fuerzas de seguridad pública, en la tarea de las Fuerzas Armadas que tienen que actuar cada vez con protocolos de mayor rigor, con absoluto respeto a los derechos humanos y, cuando se pone en duda que lo hayan hecho, nadie sale hablar por ellas, nadie sale a defenderlas, nadie habla, respalda o apoya la buena actuación de las policías.

“No vine aquí a ser crítico, pero sí a hacer observaciones, no son regaños María Elena, sólo lo hago en el mismo tono de poder cruzar una conversación que busca ser constructiva”.

Estas fueron las palabras del presidente Enrique Peña Nieto durante el Sexto Foro Nacional 'Sumemos Causas por la Seguridad, Ciudadanos + Policías'.

No sólo es grave su percepción de la crítica y condena a las instituciones del Estado, sino que en un papel que no corresponde a su investidura, pinta a su gobierno como la víctima del bullying ciudadano, como si la crítica a la política de seguridad fuera injusta, como si no hubiera razones para cuestionarlo. ¿Cuándo se ha escuchado alguna queja similar de algún jefe de Estado? Pero no se trató de una ocurrencia, se trató de la respuesta oficial que la cabeza del Ejecutivo federal dio a los números presentados minutos antes por María Elena Morera, presidenta de la organización Causa en Común.

¿Cuáles son estos números que causaron tal indignación? Citemos cuatro cosas que reclamó la activista:

1) “Si el Programa Nacional de Seguridad Pública para este sexenio tenía como meta alcanzar en 2018 una tasa de 12.8 homicidios por cada 100 mil habitantes, como vamos, es muy probable que esta tasa quede por encima de 24 homicidios por cada 100 mil habitantes al término de la administración. Esta masacre es de proporciones bélicas”.

2) “Los asesinatos, las desapariciones, las violaciones a los derechos humanos, los secuestros, las extorsiones y los robos son parte de la vida diaria en nuestro país. La violencia que vivimos no es temporal ni regional, es endémica y de alcance nacional. No se ha logrado contenerla y, mucho menos, revertirla”.

3) “De acuerdo a la última encuesta de victimización, el año pasado hubo 24 millones de mexicanos –esto es, casi uno de cada tres adultos–, que fueron víctimas de algún delito. Todos los crímenes de alto impacto van al alza. Como ejemplo, el robo con violencia tuvo un incremento en el último año de 38 por ciento”.

4) “Resulta cada vez más intolerable que los responsables políticos de este desastre, tanto a nivel federal, como los gobernadores, sólo sumen pretextos, primero culpando a sus antecesores, luego culpándose entre ellos y últimamente culpando al Sistema de Justicia Penal que sus partidos aprobaron”.

Frente a este panorama no hay lugar para la indignación presidencial. El gobierno no merece una palmadita por un trabajo que pese a ser su obligación, se hace de forma deficiente. Y es que no, desde hace años, ya sabe que la mayoría no aplaudimos.

Twitter: @jrisco

También te puede interesar:
#PersonasNoRenglones
La Coordinación General de Damnificados
Que no se culpe al sistema