Opinión

El bazucazo ¿a Escobar?

1
   

    

Arturo Escobar. (ilustración)

Puede ser una casualidad, de esas que extrañamente ocurren en política, pero el bazucazo al subsecretario de Prevención del Delito de Gobernación, Arturo Escobar, se dio un par de días después de que su jefe, Miguel Ángel Osorio Chong, apareciera en el primer lugar de las encuestas rumbo al 2018.

Tal vez Escobar se merezca esa orden de aprehensión y otras más, pero la forma de presentar las cosas estuvo contaminada de intenciones políticas.

Primero se le filtró a un diario capitalino que se va a pedir orden de aprehensión contra el subsecretario Escobar. Esa es una anomalía evidente para un asunto tan delicado. Y donde hay anomalías, suele haber intereses.

Luego de varias horas de especulaciones, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEPADE), confirmó la versión que antes se filtró a Reforma (bien por el diario que obtuvo la exclusiva).

Se le filtró la información a Reforma, que es el periódico que ha traído en jaque a Escobar desde que el exvocero del Partido Verde asumió el cargo en el gobierno federal.

Es decir, hay una intención política en el manejo informativo de parte de la FEPADE sobre la orden de aprehensión contra Arturo Escobar.

Seguramente el fondo del caso está bien y la FEPADE actúa con la ley en la mano contra quien la haya transgredido. Y por lo visto, Escobar y Vega sí firmó un contrato para hacer descuentos a los electores en varios centenares de tiendas a través de la tarjeta Platino.

Pero ¿por qué no se le avisó al acusado que se procedería contra él, pues ese mismo día estaba en eventos oficiales?

¿Por qué no se le dio parte al jurídico de Gobernación, o al titular de la dependencia, para que Escobar fuera separado del cargo y luego solicitar la orden de aprehensión?

¿O no se le avisó porque las medidas que solicita el ministerio público son secretas?

Si son secretas, ¿por qué se le informó antes al diario Reforma?

O sea, se le avisó primero a un diario y luego al inculpado. ¿Eso es normal?

Es posible que todo sea una infeliz coincidencia, pero el martes la muy respetada casa encuestadora Buendía y Laredo, dio a conocer que si hoy fueran las elecciones presidenciales los mejor posicionados son Miguel Osorio por el PRI, Margarita Zavala por el PAN, y López Obrador por Morena.

Dice la encuesta publicada en El Universal que de los priistas evaluados, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, es el aspirante preferido entre el público en general (23 por ciento), entre los priistas (29 por ciento) y los independientes (21 por ciento)
Aún más. Los datos de la encuesta arrojan que, hoy, Osorio Chong le ganaría una elección a López Obrador.

Lo anterior indica que el secretario de Gobernación no cayó fulminado por la fuga del Chapo Guzmán.

¿Tiene esto que ver con el bazucazo al subsecretario Escobar? No lo sabemos. Pero por la forma en que se dieron los hechos, se presta a dudas.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Quieren ablandar a Nuño
¿A cuál PRI le creemos? (Y felicitaciones a Joaquín)
AMLO ¿un peligro para quién?