Opinión

El agachón de Basave

1
  

    

Agustín Basave. (ilustración)

Ya se agachó Basave. Y feo. A las primeras de cambio dio marcha atrás en su oferta de poner por delante la agenda del PRD en una alianza con cualquier partido. Se dobló ante el PAN.

Durante las semanas previas a su unción como líder nacional del PRD, Agustín Basave dijo que en materia electoral las alianzas se buscarían con la izquierda. No fue así.

Dijo también que en caso de darse alianzas con el PAN, se tendría que incluir la agenda del PRD, pues de lo contrario no tendría sentido la alianza. Fue falso.

En una reciente entrevista con el diario La Razón, Basave expresó que para las alianzas con Acción Nacional “se tienen que dejar de lado” puntos programáticos esenciales de la izquierda como la regulación de la mariguana, las bodas gay, matrimonios entre personas del mismo sexo y la voluntad anticipada de morir.

¿Entonces? ¿No que primero iban a buscar alianzas con la izquierda? Desconozco si en Veracruz han buscado una alianza con Movimiento Ciudadano, por ejemplo, pero es bien sabido que ya está amarrada la alianza electoral con el PAN.

¿Qué pasó con los principios? ¿Dónde quedó la agenda? En la alianza con el PAN en ése y otros estados no vendrán esos postulados que distinguen a la izquierda. Dice Basave que “se tienen que dejar de lado”.

Sus desplantes de “hombre de izquierda” no pasaron la prueba de la realidad, y en la primera posibilidad de alianza con Acción Nacional, el nuevo presidente perredista arrió las banderas que prometió defender.

El PAN, en cambio, celebró la actitud del dirigente del PRD. Para Roberto Gil Zuarth, exsecretario particular de Felipe Calderón, el hecho de que Agustín Basave haya dado marcha atrás a la exigencia de incluir esos puntos de la agenda perredista en un gobierno aliancista es una muy buena noticia.

“Me parece no solamente encomiable, sino además un gesto de política y de aproximación a ideologías diversas”, expuso el panista.

Para las alianzas con el PAN en comicios del próximo año, el PRD fue el que bajó sus banderas, y no Acción Nacional.

Consultada al respecto, la vicecoordinadora de los senadores blanquiazules, Mariana Gómez del Campo, fue más que clara, clarísima: “En el PAN no vamos a hacer a un lado nuestros principios por tener una alianza electoral. Nuestros principios, nuestra doctrina la llevaremos adelante independientemente de alianzas electorales”.

Basave había sostenido lo mismo antes de asumir la presidencia del PRD, pero a la menor posibilidad de alianza con el PAN, cambió de idea: “se tienen que dejar de lado” sus puntos programáticos que, entre otros, los distinguen de la derecha.

Tal vez sea deseable que la alianza PAN-PRD gane en Veracruz y en otros estados, pero será bajo los postulados doctrinarios y programáticos de Acción Nacional. El PRD será su satélite.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Tres años, lo que viene
Peña: lo bueno y lo malo
La feria de las ocurrencias