Opinión

‘Efecto carambola’ en Banxico

 
1
 

 

[Cuartoscuro]  Hace más de un mes (8 de marzo), Banxico optó por recortar en 50pb la tasa de referencia. 

Inesperada jugada estratégica y de precisión en el Banco de México, con el efecto de una carambola de tres bandas.

Primero se confirmó que el gobernador Agustín Carstens permanecerá cinco meses más en el banco central.

Después se anunció que a partir de marzo el Banxico ofrecerá al mercado coberturas cambiarias liquidables en pesos, por hasta 20 mil millones de dólares.

Este mecanismo, que operará sin utilizar reservas internacionales, contribuirá a reducir la incertidumbre cambiaria y, con ello, cerrar el paso a un escenario de alzas agresivas en la tasa de interés de referencia.

Lo que comenzó como rumor hace unos días se convirtió en noticia cuando el presidente Enrique Peña informó a un grupo de comunicadores que, a propuesta de él, Carstens aceptó aplazar su salida del banco central.

Ayer se hizo oficial: el gobernador del Banxico no se irá el 1 de julio, como se anunció inicialmente, sino el 30 de noviembre de 2017.

Esto implicó retrasar su incorporación como gerente general del Banco de Pagos Internacionales, con sede en Basilea, del 1 de octubre al 1 de diciembre, a la salida de Jaime Caruana.

Si bien la noticia de la permanencia de Carstens es positiva, tuvo un efecto neutro en el peso, que más bien reaccionó favorablemente al anuncio del programa de coberturas cambiarias.

Este mecanismo permitirá a las empresas mexicanas con mayor exposición al dólar absorber su riesgo cambiario ante la volatilidad del tipo de cambio.

Era importante atajar los riesgos cambiarios con instrumentos cambiarios, además de que no hay intervención en el mercado ni uso de reservas, opinó Gabriel Casillas, economista en jefe de Banorte.

“Esto además podría darle espacio al Banxico para no ser agresivo con el alza de tasas de interés”, dijo el experto a este reportero.

De acuerdo con Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, las coberturas son una buena herramienta para abordar la volatilidad del tipo de cambio.

Además, coincidió con Casillas, tal vez ya no sea necesario subir las tasas de interés de forma tan agresiva.

“Esta vez las autoridades están actuando de forma preventiva y no reactiva, que era algo que se les había criticado en el pasado”, dijo Cervera.

Sobre el gobernador del Banxico, ambos economistas creen que siempre será mejor contar con Carstens que estar sin él.

Pero lo que se abre a la especulación, afirma Cervera, son las razones por las que se dio la decisión del presidente para que Carstens permanezca en el Banxico hasta noviembre.

Sin duda, hay muchas preguntas sobre las razones de su continuidad.
¿Será que aún no hay un buen candidato para reemplazarlo, porque no han encontrado a quien llene su puesto?

¿Será que el anuncio de ayer sobre coberturas cambiarias y la confirmación de la permanencia de Carstens en el Banxico anticipen tiempos difíciles?

Son preguntas.

Twitter:@VictorPiz

También te puede interesar:

El ‘apretón’ a la economía

El creciente ‘déficit de confianza’

Relevo ordenado y oportuno en el Banxico