Opinión

Economistas que cuentan la misma vieja historia

 
1
 

 

Rumbo a la Casa Blanca: El peso de la mujer en la campaña de Trump

Brad DeLong blogueó el mes pasado sobre una carta que estaba siendo hecha circular por economistas que apoyan a Donald Trump; aunque, como señaló, no se atreven a decirlo. Más bien, sólo se describen a sí mismos como críticos de Hillary Clinton (lea la publicación en el blog aquí: bit.ly/2esimcu).

Hay varias cosas notables en torno a la carta, incluyendo la ausencia de muchos economistas republicanos normalmente confiables. Pero el grupo efectivamente incluye, hasta arriba, a Eugene Fama, ganador del Premio Nobel. Y la sustancia de la carta -¡El gobierno es malo! ¡Los impuestos y la regulación son malos! ¡Arriba Reagan y el libre mercado!- es bastante estándar.

Lo curioso es por qué, exactamente, deberíamos creer esta historia. En el pasado reciente, el presidente George W. Bush no generó el auge prometido y eventualmente presidió un desastre. La economía bajo el gobierno del presidente Barack Obama no ha sido todo lo que habríamos esperado, pero, tal como lo han señalado muchos comentaristas, el crecimiento en el número de empleos de los últimos tres años y el crecimiento en el ingreso que finalmente ha surgido habrían sido aclamados como triunfos si Mitt Romney hubiera resultado elegido presidente. Adoptando una visión de más largo alcance: al presidente Bill Clinton le fue mejor que al presidente Ronald Reagan, y al Obama le fue mejor que a Bush, casi bajo cualquier métrica.

¿Por qué esta realidad no parece registrarse? Una respuesta importante radica en la profunda ignorancia, en la insistencia en que la historia es lo que se supone que es, no lo que realmente es.

Twitter:@paulkrugman

También te puede interesar:

Dando marcha atrás con la “Brecesión”

Paralización macroeconómica en todo el mundo

La mitología del impuesto a la propiedad