Opinión

Economía china arranca el año con buen pie

 
1
 

 

china yuan (reuters)

La Oficina Nacional de Estadísticas de China dio a conocer el 15 de abril los datos macroeconómicos del país en el primer trimestre de 2016. Cabe destacar que varios indicadores económicos repuntaron notoriamente, dando señales de consolidación y establización de la economía china. El buen inicio del año ha emitido signos de recuperación de la segunda economía mundial.

La reactivación estable de la economía china acompañada por la optimización de su estructura y la presencia de varios puntos brillantes en su desempeño ha tranquilizado a los mercados nacional y extranjero. En los primeros tres meses del año en curso, el Producto Interno Bruto del país creció un 6.7 por ciento con respecto al mismo lapso del año anterior y logró mantener un ritmo de crecimiento medio alto, siendo éste uno de los más rápidos en el mundo. La inversión en activos fijos se incrementó en un 10.7 por ciento con relación al mismo periodo del año pasado reportándose la primera recuperación consecutiva de este renglón. Se crearon 3 millones 180 mil empleos en las ciudades y los ingresos disponibles de la población aumentaron un 6.5 por ciento. Entre tanto, la industria siguió avanzando a niveles tecnológicos alto y medio y el ritmo de expansión del sector servicios fue evidentemente superior al de los sectores primario y secundario. Las industrias emergentes de importancia estratégica, las ramas de tecnologías avanzadas y las industrias de equipo registraron importantes crecimientos. Cabe señalar que los nuevos productos y las nuevas modalidades de servicios han crecido rápidamente y que las innovaciones científicas y tecnológicas han sido constantes. La producción de los vehículos alimentados con nuevas fuentes de energía, de los televisores inteligentes y de los robots industriales repuntó un 80.7 por ciento, 33.7 por ciento y 19.9 por ciento, respectivamente. La integración entre el Internet y la industria manufacturera tradicional avanzó a ritmo acelerado y los nuevos tipos de negocios y servicios surgieron unos tras otros. China reportó nuevos avances en sus esfuerzos para ahorrar la energía y reducir el consumo energético al lograr elevar en un 1.7 por ciento el consumo de energías limpias.


China logró dichos datos económicos positivos en el primer trimestre pese a un contexto adverso caracterizado por la recuperación débil de la economía mundial, el dolor causado por el ajuste estructural de la economía nacional y las presiones persistentes a la baja sobre su economía, gracias a la innovación y la mejora continua del macro-control, al avance de la reforma del lado de la oferta y más aún, a la promulgación y la aplicación de una serie de medidas orientadas a estabilizar el crecimiento económico, ajustar la estructura, beneficiar la vida del pueblo y prevenir riesgos. El Internet Plus y la implementación de la estrategia “Hecho en China 2025” cultivarán y robustecerán un mayor número de nuevas industrias emergentes estratégicas; los estándares ambientales, de seguridad y tecnológicos más exigentes eliminarán el exceso de la capacidad productiva a través de medios mercantilizados; las políticas destinadas a estimular a los graduados universitarios a realizar innovaciones y emprendimientos ayudarán a resolver con eficacia el problema de empleo y mejorar la vida del pueblo; y la cooperación entre China y los países que se encuentran a lo largo del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y la Ruta Martíma de la Seda impulsará la cooperación internacional en capacidad industrial y la construcción de zonas de libre comercio, elevando constantemente el nivel de apertura de China.

El buen inicio del año ha sentado una importante base para el desarrollo económico del país en 2016. Las diversas medidas de reforma orientadas a optimizar la estructura económica arrojarán gradualmente resultados e imprimirán una nueva fuerza motriz a las industrias chinas, permitiendo al país conseguir un salto exitoso del “hecho en China” al “creado en China” . No debemos subestimar la gran resiliencia y el enorme potencial de la economía china. El 12 de abril, el Fondo Monetario Internacional volvió a recortar en dos décimas de punto porcentual sus proyecciones de crecimiento de la economía global para este año, empero ajustó al alza su pronóstico de crecimiento económico de China que será de 6.5 por ciento en este año, lo que muestra la confianza de la comunidad internacional en el desarrollo económico chino. En el futuro, China seguirá adhiriéndose a los nuevos conceptos de desarrollo basados en la innovación, la coordinación, la ecología, la apertura y beneficios compartidos con la finalidad de consolidar los cambios positivos que han surgido en el desempeño económico y establizar la tendencia de recuperación. Confío en que la economía china tendrá unas perspectivas muy prometedoras.

El autor es embajador de China en México.

También te puede interesar:

China sigue siendo motor y estabilizador del crecimiento económico mundial

Reforma del lado de la oferta inyectará nueva vitalidad a la economía china

Ajuste razonable del tipo de cambio de la moneda china