Opinión

Ecología para niños

 
 

 

Niños plantando árboles. (fundacionhombrenaturalezablog.wordpress.com)

La Ecología trata de las relaciones entre los organismos y su medio ambiente. El medio ambiente es lo que nos rodea.

¿Por qué nuestros hijos o nietos ya no pueden vivir sanamente con el aire que respiran como lo hicimos nosotros cuando éramos niños?
Sin que los adultos detengan su frenesí para tratar de explicar lo que muchos niños no entienden, ellos se dan cuenta que el ambiente donde viven no es un ambiente limpio, que hay problemas en el entorno, especialmente debido a los residuos generados por el hombre y la quema de gasolina.

Los niños seguramente se habrán dado cuenta que separamos la basura para “reciclar” y recuperar los materiales mediante procesos no contaminantes para su reutilización. También se dan cuenta que en México no les permitimos tomar agua de la llave como se hace en Alemania, Estados Unidos, etc. Aun así, los términos contaminación, conservación y ecología son difíciles de aclarar.

Los primeros años de vida del niño son los adecuados para el aprendizaje sobre el medio ambiente. El primer paso es introducir los conceptos haciendo hincapié en lo positivo, sin ser demasiado negativos o críticos, proponiendo y enseñando las formas útiles para mejorar la tierra, sin asustarlos con información de terror o de desesperanza.

El siguiente paso es diseñar prácticas ecológicas para que los niños observen, mostrándoles además fotografías sobre deforestación, daño de los plásticos en el mar, ríos llenos de basura y la muerte de animales al talar árboles. El reciclamiento puede explicarse diciéndoles que podremos seguir teniendo papel, pero salvando más árboles. (No se debe fumar).

A mis hijas les hice pruebas de microbiología de sus manos antes de comer, con un equipo portátil Millipore, del agua de la alberca, del mar en Acapulco (muy contaminado por coliformes). Les enseñé a distinguir la diferencia entre hongos, levaduras y bacterias mesofílicas, buenas, y coliformes, malas; del agua del tinaco (no recomendada en México para lavarse los dientes). Asimismo, las impulso a usar una cubeta para recoger el agua de la regadera mientras llega el agua caliente.

La curiosidad es la actitud que debemos motivar en los niños con ejemplos que les faciliten su interacción con el entorno con trozos de madera, hierbas secas, caracoles de las plantas, y sensibilizarlos a que nunca maten un bicho o un insecto.
.
Twitter: @ComMedica08

También te pueden interesar:
Alimentos contaminados
Deforestación y contaminación
Contaminación y enfermedades del corazón