Opinión

Dos directores del FMI pisan la cárcel

 
1
 

 

ME. Dos directores del FMI pisan la cárcel.

Era el sábado 15 de mayo de 2011 y una noticia sacó al mundo financiero de su descanso del fin de semana. El hombre más poderoso del mundo de los dineros, el director-gerente del FMI, Dominique Strauss Kahn, había sido detenido en la cabina de primera clase de un avión de Air France, en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York.

Nunca antes, en los 67 años de existencia del Fondo Monetario Internacional, alguno de sus directivos de primer nivel había ido a la cárcel.

El FMI se convirtió por muchos años en la “bestia negra del capitalismo”. En América Latina casi todos los gobiernos y movimientos de izquierda lo convertían en el enemigo público número uno, el origen de todos los males.

Pero, con todo, sus directivos –siempre europeos por un acuerdo de caballeros– jamás habían caído tras las rejas.

El socialista francés Strauss Kahn no cayó en prisión por las políticas de austeridad presupuestal que propiciaron recortes del gasto público en todas partes, sino por algo mucho más terrenal: una denuncia por abuso sexual de una camarera del hotel Sofitel de Nueva York.

Hasta el día previo a su detención, Strauss Kahn era el principal prospecto de los socialistas para aspirar a la presidencia de Francia, y hasta ayer, era el único directivo del FMI que había pisado la cárcel.

Pero las cosas cambiaron este jueves.

El español Rodrigo Rato se convirtió en el primer hispanoparlante en encabezar el FMI. Rato había sido ministro de Economía del gobierno de España desde 1996, y luego fue vicepresidente bajo el segundo mandato de José María Aznar, hasta 2004.

El 7 de junio de ese año fue nombrado director gerente del FMI. Rato no terminó su periodo en el FMI y dimitió el 31 de octubre de 2007. La gran crisis financiera de 2008 se gestó principalmente durante su conducción del Fondo.

Pese al descrédito al que se hizo acreedor como cabeza del Fondo
–criticado por el propio FMI en sus evaluaciones posteriores– fue nombrado en enero de 2010 presidente de Caja Madrid y en diciembre de ese año presidente y creador de Bankia, una institución bancaria que se convirtió en el emblema de los embustes y abusos del sistema financiero español.

Tras siete horas de detención por investigación de fraude y 'lavado' de dinero, el día de ayer Rato fue liberado pero sigue sujeto a la acción de la justicia.

Hoy, emblemáticamente, comienza la reunión de primavera del FMI, como siempre en Washington, y allí discutirán los financieros más importantes del mundo.

Hace 20 años hubiera sido inimaginable que en esta élite del poder mundial hubiera algún criminal. Pero, el mundo ha cambiado. Tal vez allí estaban desde antes, pero era imposible develarlos.

Hoy, caen los intocables. Los hombres con trajes oscuros y caras adustas, los que mandan en las finanzas mundiales, ya son vulnerables.

Ojalá que ninguno de los que están al frente del FMI –algunos mexicanos entre ellos, por cierto– sean en el futuro blancos de la justicia. Pero, lo que es un hecho, es que ya ninguna posición ofrece inmunidad.

Bienvenido este mundo sin fueros.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Para documentar el optimismo
Historias de Radio Centro
¿Por qué no pagó Radio Centro?