Opinión

Dólar, ¿quién gana y quién pierde?

1
El dólar al menudeo se vendió en hasta 14.20 pesos 

 

¿Llegamos ya al techo de la cotización del peso frente al dólar o todavía se va a encarecer más la divisa norteamericana?

Si usted es de los que quiso aprovechar el Cyber Monday y compró productos o servicios valorados en dólares, probablemente haya tenido que pagar una cotización de 14.28 pesos por dólar, que es el nivel al que cerró en bancos la cotización al menudeo.

Este precio es 7.3 por ciento más elevado que el que existía a la mitad del año.

En operaciones de gran escala, la cotización de 13.98 pesos por dólar con la que cerramos ayer es la más elevada desde junio de 2012, cuando existía gran nerviosismo por el escenario postelectoral del país.

Tomando en cuenta el mismo punto de referencia, la de México sigue como una de las monedas emergentes que menos se ha devaluado contra el dólar; desde el fin del primer semestre de este año, la depreciación es de 7.8 por ciento. La libra ha caído 8.6 por ciento; el euro 9.8 por ciento; el peso chileno 10.8 por ciento; el real brasileño 15.8 por ciento; el yen 16.8 por ciento y el rublo 50.6 por ciento.

Lo peor del caso es que frente a estas cifras, todavía hay ignorantes que dicen que la depreciación del peso frente al dólar se debe ¡a la crisis de Ayotzinapa!

Caray, pues parece que la crisis afectó también a las escuelas “normales” de Moscú, porque si hay una moneda afectada esa es el rublo.

No creo que en los siguientes días tengamos alzas muy significativas, sobre todo porque el precio del petróleo ya empezó a rebotar.

Sin embargo, como ayer le comentaba en este espacio, no está claro hasta qué punto hayamos llegado al piso de los precios del crudo. El escenario todavía es incierto.

Pero, de lo que no hay duda, es de que viviremos en el curso de 2015 episodios de volatilidad muy probablemente peores al que hemos pasado en los últimos días.

No sería nada extraño alcanzar brevemente cotizaciones de 15 pesos por dólar.

Aunque en México nos den pavor las devaluaciones, en Europa, Japón y buena parte de mercados emergentes, se ven como un auténtico salvavidas para dar competitividad a sus exportaciones.

En México el efecto es muy desigual. Tenemos muchos sectores que importan casi tanto como lo que exportan. En ese caso, los efectos cambiarios se neutralizan.

Pero, por ejemplo, donde hacen fiesta con estos niveles del dólar es en industrias como la del automóvil.

En la medida que hay una mayor integración con proveedores locales, un porcentaje alto de los costos se valoran en pesos mientras que la mayor parte de los ingresos son en dólares. Y por lo tanto, hay una ganancia.

Si ya de por sí México era atractivo para sectores como el del automóvil, con este nivel de cotizaciones lo será aún más. No se diga para el turismo.

Claro, para los mexicanos que tenían previsto salir de vacaciones a EU al final del año o comprar productos valorados en dólares en esta temporada, una cotización de más de 14 por dólar no es buena noticia.

Este mundo complejo es el que vamos a vivir intensamente en el curso de los próximos meses. Que no nos sorprenda.

Twitter: @E_Q_