Opinión

Distribuir la riqueza y combatir la pobreza

 
1
 

 

Pobreza

La desigualdad económica y la concentración del ingreso son la fotografía que muestra la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016 publicada por el Inegi.

Los principales resultados reportan que el ingreso corriente promedio mensual por hogar es de 15 mil 507 pesos. Sin embargo, sigue habiendo grandes diferencias entre deciles de ingreso.

Mientras los hogares del decil I –el 10 por ciento más pobre– reciben sólo dos mil 722 pesos mensuales, los del decil X –el 10 por ciento más rico– perciben 56 mil 285 pesos, monto que es casi 21 veces superior.
Visto de otra manera, los hogares del decil I reciben sólo 1.8 por ciento del ingreso corriente total.

Por el contrario, los hogares del decil X concentran 36.3 por ciento del ingreso corriente.

De hecho, la concentración del ingreso aumentó respecto de años anteriores.

De acuerdo con un análisis de Citibanamex, “las cifras de concentración del ingreso son ligeramente mayores a las tres encuestas previas”.

La economista Guillermina Rodríguez apunta que la brecha entre el ingreso del decil más rico y el del más pobre “evidencia la alta concentración del ingreso en México”.

Señala que “la desigualdad en México podría ser mayor, debido a que las familias de mayores ingresos no están incorporadas adecuadamente en los registros de la ENIGH, lo que lleva a una subestimación de la concentración del ingreso”.

Rodríguez dice que “la subdeclaración u omisión en la información de los ingresos de los hogares afecta el cálculo de otros indicadores sociales, como la pobreza multidimensional”, que realiza el Coneval.

Sobre la base de la información de la ENIGH, el Coneval dio a conocer los datos de pobreza para 2016.

A nivel nacional, 43.6 por ciento de la población en México está en situación de pobreza (53.4 millones) en comparación con 46.2 por ciento en 2014 (55.3 millones).

La disminución fue de 1.9 millones de personas en los últimos dos años, lo cual “refleja cosas particulares de ese periodo”, dice Gonzalo Hernández, secretario ejecutivo del Coneval.

Si ese es el ritmo al que se reduce la pobreza, faltarían 50 años para abatirla en el país. “El combate a la pobreza es de largo aliento, no lo ganamos en un año solito, lo ganamos con varios años como 2014-16”, afirma Hernández, quien reconoce que “ni siquiera ese ritmo nos alcanzaría para poderla reducir mucho tiempo”.

De los que están en situación de pobreza, 9.4 millones viven en pobreza extrema en 2016 contra 11.4 millones en 2014. “Es posible que la pobreza extrema en menos de una década pueda ser totalmente combatida”, destacó el presidente Enrique Peña en el mensaje sobre su Quinto Informe de Gobierno.

La buena noticia es que el porcentaje de la población en condición de pobreza extrema bajó a 7.6 por ciento desde 9.5 por ciento dos años antes.

La mala es que la desigualdad económica y la concentración del ingreso limitan los avances en el combate a la pobreza en México, cuyos niveles siguen siendo altos.

Para combatir la pobreza se requiere distribuir la riqueza. 

Correo: vpiz@elfinanciero.com.mx

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Segunda bolsa, ¿más de lo mismo?
¿Qué puede ‘eclipsar’ el escenario económico?
Ante el optimismo, cautela y prudencia