Opinión

Disparates de Castañeda

 
1
 

 

Castañeda. (http://www.megustaleer.com/libro/solo-asi-por-una-agenda-ciudadana-independiente/MX13286)

Primero debo decir que no he leído ni pienso leer el reciente libro de Jorge Castañeda en el que, según las reseñas, propone lanzar una sola candidatura independiente para enfrentar a la “partidocracia”.

Debo admitir, también, que me sorprende la habilidad de Castañeda para ganarse la admiración y hasta el fervor de algunos periodistas que considero inteligentes y con amplio espíritu crítico.

En el resumen que hizo mi colega Salvador Camarena del libro Sólo así: por una agenda ciudadana independiente, se dice que el gobierno de Peña Nieto no pudo avanzar más porque paga los costos de dos pactos.

El primero, dice Castañeda –según Camarena–, fue el Pacto por México, “que hizo que el PRI no avanzara con su socio natural –el PAN– en una reforma fiscal más congruente (IVA a alimentos)…”

O sea que para Jorge Castañeda era más importante poner IVA en alimentos que desmontar el monopolio privado de las telecomunicaciones, terminar con el monopolio estatal de los energéticos, y recuperar la rectoría en materia educativa.

Ni el PRI ni el PAN quieren aumento al IVA en alimentos. ¿Por qué se iban a poner de acuerdo en algo que ninguno de los dos partidos pretende?

Y veo difícil que una reforma fiscal con IVA a alimentos pueda unir a independientes de derecha e independientes de izquierda rumbo al 2018, como propone Castañeda.

Por cierto, le convendría ver el informe de Coneval dado a conocer la semana pasada: al 42 por ciento de la población no le alcanza el ingreso para comprar una canasta alimentaria básica.

Según Castañeda, el otro pacto que frenó al gobierno fue un acuerdo entre el candidato Peña Nieto y el presidente Calderón, en que el primero otorgaría impunidad al panista y éste “habría ayudado a que Josefina Vázquez Mota tuviera una mala campaña” (las comillas son de la reseña de Camarena).

Eso no es un error político (como hacer del IVA en alimentos una bandera de campaña), sino una franca expresión de delirio.

Que Felipe Calderón hubiera pactado la derrota del PAN a cambio de impunidad, no lo compra ni la más afiebrada columna de Carlos Ramírez (en los viejos tiempos) o un discurso de López Obrador cuando está enojado.

Según Castañeda en Sólo así (que algunos interpretan como 'Sólo yo'), Peña Nieto ganó en virtud de un pacto con Felipe Calderón para anular a Josefina y de ahí que el priista haya captado votos que debieron ir para la aspirante panista. Una locura.

O para decirlo en palabras suaves: un disparate más del autor de La herencia y La utopía desarmada –libros que sí leí.

Digo un disparate más porque son demasiados, y es admirable el aplomo con que los sostiene.

Castañeda ha criticado duramente al actual gobierno y al anterior por su “tibia” política exterior, concretamente en lo que se refiere al trato con Venezuela. No ha sido exactamente así, como lo demostró Claudia Ruiz Massieu hace un par de semanas al reunirse con Lilian Tintori y la madre de Leopoldo López. Pero él insiste.

Olvida que cuando fue canciller viajó a China, se abrazó y brindó con el presidente de ese país que es una dictadura mucho más feroz que el autoritarismo venezolano.

Tan a gusto estaba Castañeda en China que nada dijo de los intelectuales, músicos y obreros presos por disentir, sino que se fue a Xi’an a jugar a las escondidillas entre los guerreros de terracota.

Atacado de la risa.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
INE, la demolición de la confianza
Por qué AMLO
Por qué Osorio