Opinión

Diálogo inédito en Cancillería

   
1
  

     

Videgaray

No fueron convocados ni el efímero embajador Miguel Basáñez ni Eduardo Medina Mora, hoy ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y primer representante del gobierno de Enrique Peña Nieto ante Estados Unidos.

Sí estuvieron en cambio dos excancilleres, Jorge G. Castañeda y Bernardo Sepúlveda Amor, y el exsubsecretario para América del Norte, Sergio Alcocer.

Ocurrió el 3 de abril. Fue en la Cancillería y reunió al secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, con un grupo de conocedores de la relación entre México y Estados Unidos (EU).

Estaba programada para una hora, pero duró más de tres, lo que sería una señal del buen diálogo que se dio en ese cónclave.

“Fue un ejercicio muy interesante, donde todo el que quiso habló, y donde a Videgaray se le vio escuchar, explicar y aceptar los comentarios de buen modo”, comentó una fuente con conocimiento de primera mano de la reunión.

Consultada al respecto, una fuente oficial explica que el grupo no se armó pensando en que estuvieran todos los exembajadores ante Washington –de ahí las ausencias de Basáñez y Medina Mora–, sino que acudiera gente conocedora e involucrada en la relación con el vecino del norte. Por ejemplo, agrega esta fuente, estuvieron representantes de la iniciativa privada como Manuel Medina Mora, expresidente de Citibank México o el empresario Juan Gallardo Thurlow.

Aunque estuvieron otros exembajadores ante Estados Unidos, como son Jorge Montaño y el propio Carlos de Icaza González, hoy subsecretario para Europa, destaca de la reunión, sin duda, el hecho de que se haya invitado tanto a Castañeda como a Arturo Sarukhán, quien no pudo asistir, representante de México ante EU en el anterior sexenio, antes cónsul en Nueva York y una voz que la actual administración había desdeñado.

“Sí, estamos escuchando”, dijo la fuente oficial, que agregó que más que una reunión secreta se planteó como sesión de la que no se diría nada, con el afán de estimular que cada uno de los participantes expusiera libremente sus opiniones. Como nombre se le puso Consejo Asesor en Materia de Política Exterior.

Según las fuentes consultadas, el tema central versó en torno a la estrategia gubernamental de negociar en paquete todas las agendas pendientes con el gobierno de Donald Trump: comercio (TLCAN), seguridad y migración.

Aunque el gobierno de México se ve sacudido cada que Trump se salta las trancas (sus reiterados mensajes de que México pagará por el muro, que han cobrado vigor en las últimas horas) o cada vez que la política migratoria marca una afrenta para los derechos de los mexicanos (la deportación la semana pasada de un dreamer y de una mexicana madre de cuatro ciudadanos estadounidenses, que estaba atendiendo a un procedimiento migratorio), en la Cancillería sostienen que la mejor de sus cartas está en el condicionamiento de cada agenda antes que en separar las mismas.

A los temas de derechos humanos hemos respondido y responderemos puntualmente, pero sí, hablamos de que ir más allá en esas negociaciones iría supeditado a avanzar en las otras agendas, comentó la fuente oficial ayer.

La otra fuente destacó que a Videgaray se le vio fluido al abordar la agenda conjunta que involucra a la Secretaría de Economía, pero un tanto rígido con respecto a la que toca a las labores de Gobernación.

La reunión, en la que por supuesto estuvo el hoy embajador Gerónimo Gutiérrez, concluyó tras las palabras de Videgaray, luego de la intervención del subsecretario del área y también exembajador en Washington, Carlos Sada.

Dentro de muchas cosas criticables, una buena señal este diálogo en SRE.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
¿Tenemos 32 Duartes?
El (mal) consejo que Duarte siguió
¿Por qué huyen los gobernadores?