Opinión

Detrás del alza del dólar

 
1
 

 

ME. Detrás del alza del dólar.

Hoy, dar en México noticias positivas es complicado.

La razón es que tras la fuga de El Chapohay una corriente negativa que parece invadir todos los ámbitos.

Tras la fuga vino el supuesto fracaso de la Ronda Uno; la caída de los precios del petróleo; el encarecimiento desmedido del dólar; las cifras de la pobreza y anote algunas noticias más.

Pero, cuando se exponen las cosas objetivamente hay otros asuntos que son positivos: el interés de las grandes petroleras en las próximas licitaciones; el crecimiento del consumo en el primer semestre, que no se detiene; las muy buenas cifras de la economía de Estados Unidos; la caída de la tasa de homicidios que dio a conocer el Inegi; la determinación para enfrentar finalmente a la CNTE en Oaxaca, y algunas más.

El ánimo social no está bien, sin duda. Por eso la predilección a buscar temas negativos. Y, no hay que buscar mucho.

Hay asuntos negativos donde hay una clara responsabilidad interna y hay otros que derivan de un entorno internacional lleno de complicaciones.

Déjeme referir por lo pronto la depreciación del dólar ayer.

La paridad de 16.40 pesos por cada divisa norteamericana fue resultado de una buena noticia en la economía de Estados Unidos: las ventas de casas usadas alcanzaron 5.49 millones de unidades en junio, la cifra más alta en los últimos ocho años, con un alza de 3.2 por ciento respecto a mayo. Además su precio promedio creció en 6.5 por ciento respecto al de un año atrás.

Esto quiere decir que el consumidor en Estados Unidos compra cada vez más casas, lo que implica que tiene cada vez más dinero y más confianza para gastarlo, lo que conviene al país porque nuestra industria exportadora depende en gran parte del consumidor de EU.

En el reverso de la medalla de esta buena noticia está el hecho de que se confirma la posibilidad de que en septiembre suban las tasas de interés en EU y eso produce una depreciación de otras monedas frente al dólar, incluyendo el peso, por eso los otros diez centavos que ayer se encareció la moneda norteamericana.

Ayer hubo otras noticias positivas que muchos ni tomaron en cuenta. Resulta que las ventas minoristas crecieron en mayo en 4.1 por ciento respecto al mismo mes del año previo y los ingresos del sector servicios lo hicieron en 7.2 por ciento, ambas cifras en términos reales, lo que confirma que en este año tuvimos el mejor primer semestre para el mercado interno en lo que va del sexenio.

En materia de ventas del comercio, el dato es comparable con el de 2012 y previamente sólo con 2007.

Respecto a los ingresos del sector servicios, su crecimiento del primer semestre se perfila como el mejor para un periodo semejante desde que hay estadísticas del sector.

Sí, no cabe duda que las cosas están complicadas y hay muchos problemas en diversos ámbitos, pero en este mundo de todos colores sigue habiendo noticias positivas detrás incluso de las que parecen alarmantes como la del tipo de cambio.

Por salud mental, es bueno verlas también.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Finalmente, un golpe de timón
Cinco preguntas sobre el dólar caro
La desigualdad no cede en México