Opinión

Derecho a la salud con transparencia

 
1
 

 

IMSS


Como parte del esfuerzo que realizamos para la promoción del ejercicio de acceso a la información en nuestro país, en el INAI nos hemos dado a la tarea de dedicar espacios como este para destacar la importancia de la transparencia como un factor fundamental para impulsar la rendición de cuentas, el combate a la corrupción y el restablecimiento de la confianza ciudadana en sus autoridades.

Pero también para subrayar el gran potencial con el que cuenta para impactar de manera positiva en otros derechos fundamentales como lo es, en este caso, el derecho a la salud.

Un derecho que además de ser un pilar fundamental dentro de la agenda de desarrollo de cualquier país, resulta trascendental para México, en donde de acuerdo a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los malos hábitos de nutrición y las altas tasas de obesidad nos han colocado como el país con menor esperanza de vida (74.4 años) entre los países que la integran.

Aunado a ello, es necesario considerar que aunque hemos tenido importantes avances en materia de salud durante los últimos años, nuestro país aún se encuentra debajo del promedio de la OCDE en cuestiones tan importantes como el gasto en salud de acuerdo al porcentaje del PIB dedicado a ello (6.2 para México, 8.9 para la OCDE) o en gasto per cápita (lugar 33 de 34).

En este sentido, en el INAI consideramos pertinente resaltar la utilidad del fortalecimiento de la transparencia en los servicios de salud como un factor capaz de mejorar la calidad de vida de las y los mexicanos, proporcionándoles información útil sobre la disponibilidad de tratamientos, programas, acciones de prevención de enfermedades, equipo médico disponible e, incluso, sobre su número de semanas cotizadas.

Igualmente importante resulta la vertiente de protección de datos y el respeto a la privacidad aplicada a la salud, considerando la necesidad de garantizar que ningún paciente resulte afectado o discriminado en su vida personal a causa de sus padecimientos o de los tratamientos que recibe.

En este sentido, resulta imprescindible que desde la sociedad impulsemos la transparencia y la protección de datos personales como elementos intrínsecos para el desarrollo de políticas públicas que incorporen el interés y las necesidades específicas de las y los ciudadanos en el diseño de las estrategias diseñadas para garantizar el acceso a la salud.

Particularmente, considerando que el amplio interés de la sociedad en los temas de salud ha posicionado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad y Servicio Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) como el 1° y 5° lugar entre los sujetos obligados de la Administración Pública Federal con mayor número de solicitudes de información, de 2003 a la fecha.

Por todo esto, es fundamental que autoridades y ciudadanos asumamos la tarea de incidir activamente en el fortalecimiento de la transparencia como un factor fundamental de nuestra vida diaria; pero también como una herramienta útil para apoyar el desarrollo de países que, como México, se esfuerzan día a día por avanzar con paso firme dentro de la senda del desarrollo y la consolidación democrática.

La autora es comisionada presidente del INAI.

También te puede interesar:

Gobierno Abierto + Transparencia= Mejores Gobiernos