Opinión

Dependencia de gasolina importada

 
1
 

 

Barclays señala que las expectativas apuntan a que los precios de la gasolina caerán.


México avanza en la Reforma Energética (RE). Sin embargo, el país enfrenta una dependencia creciente en importación de gasolinas y diésel por la baja capacidad de refinación que existe ahora. Por ejemplo, en 2015 el consumo de gasolina aumentó 2.1% mientras las importaciones crecieron en 14.8%, según cifras de Pemex.

En el mismo 2015 se han importado alrededor de 411,400 barriles diarios de gasolinas, que ya representan 52.2% el total de ventas internas, equivalentes a 787,000 barriles por día, cuando en 2006 las importaciones eran de 28.6%. Para el diésel, las importaciones llegaron a 147,300 barriles por día, 18.5% más que el año pasado.

De acuerdo con información oficial, el mercado de líquidos importados vale unos USD $23 mil millones este año, a pesar de que ha bajado su precio internacional. Lo más importante sin embargo, es que la RE prevé que la gasolina sea importada por particulares, dejando a Pemex con una fracción muy residual del mercado, a partir de la liberalización del expendio de gasolinas en 2017.

Será un enorme mercado que estará disponible para el sector privado del país, así como de marcas muy conocidas en el mercado tanto en los Estados Unidos como en otros países. Las fórmulas de precios de entrega de combustibles a gasolineros cambiarán dramáticamente en el futuro descrito, así como la definición de los modelos de mercado, como ya se observa con Petro-7, y Oxxo-gas.

El autor es EGADE Business School, Especialidad en Administración Energética.