Opinión

Demora de cuatro horas será ‘vuelo cancelado’

 
1
 

 

Demora de 4 hrs. será ‘vuelo cancelado’.

Una de las vicisitudes más comunes que sufren los viajeros en México es la demora indiscriminada de sus vuelos. Que un vuelo de Monterrey, por ejemplo, salga a tiempo hacia la Ciudad de México, es ya una hazaña. Las líneas aéreas ya han agotado el famoso aviso de que desde el AICM no les permiten despegar por 'tráfico aéreo'. Algunas, como Interjet, ‘fusionan’ dos itinerarios cuando no hay pasajeros suficientes, para ahorrar el envío de dos aparatos. El resultado para el viajero es calamidad tras calamidad.

Por todo lo anterior, y por la intensa competencia que viven las aerolíneas, ayer la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) anunció que propugnará para que se eleve la exigencia regulatoria en materia de derechos de pasajeros. La cámara, que preside Sergio Allard, dijo que busca “promover e impulsar un esfuerzo conjunto para que todas las aerolíneas afiliadas desarrollen e implementen una campaña a nivel nacional para informar a los usuarios del transporte aéreo sus derechos como pasajeros de manera más eficiente y transparente”.

¿Qué significa esto? Que, a partir de esta propuesta, una demora de cuatro horas en un vuelo será considerada como vuelo cancelado, lo que obligará a una compensación de 25 por ciento del precio del boleto para el pasajero. La Canaero también propuso “eliminar los servicios y cargos adicionales a la tarifa aérea que están predeterminados y preseleccionados en los sistemas electrónicos de reservaciones y venta”. Esto implicará un golpe a las empresas no afiliadas a la Cámara y a los sitios de internet que cobran ciertos cargos de forma ventajosa, y muchas veces sin transparentar, en adición a la tarifa aérea (en otras latitudes, por ejemplo, la línea Ryanair demandó a Expedia recientemente por prácticas de simulación de tarifas y engaño sobre cargos y comisiones, según reportó The Sunday Times hace unos días).

Hay una batalla fuerte en esta industria. Las líneas compiten milimétricamente por cada pasajero y por cada servicio que puede ser cobrado. Eso está muy bien, pero la iniciativa de la Canaero tiene que ver con hacer transparente toda la información, a fin de que nadie se quiera pasar de listo y tome ventaja de huecos regulatorios. Este es un episodio algo similar a lo que ocurre con el etiquetado de los alimentos (muchos ponen información como ‘rico en Omega3’, o ‘light’, cuando en realidad están cargados de otros ingredientes que pudieran ser más perniciosos).

Que los pasajeros sean los beneficiados de cambios regulatorios y operativos es altamente deseable. Lo único malo es la velocidad a la que estos cambios ocurren. La Semana Santa está encima y apuesto a que, para como están las cosas, muchos pasajeros sufrirán.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
La CDMX ya es como San Francisco: CBRE
Rodrigo Ocejo enseñará a 'treidear' a los mexicanos
La economía estará sólida en 2017 y 2018